Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  El rol del curador en la actualidad - Claudia Susana Díaz
 
El rol del curador en la actualidad - Claudia Susana Díaz
 

Podemos referirnos al nuevo rol del curador, y por lo tanto a la práctica curatorial, como un complejo proceso iniciado hace 20 años. La tarea de curador plantea incluso una problemática nueva al historiador del arte ya que desde la Curaduría se pueden estudiar distintos momentos del arte...

El rol del curador en la actualidad 


(Buenos Aires) Claudia Susana Díaz

Podemos referirnos al nuevo rol del curador, y por lo tanto a la práctica curatorial, como un complejo proceso iniciado hace 20 años. La tarea de curador plantea incluso una problemática  nueva al historiador del arte ya que desde la Curaduría se pueden estudiar distintos momentos del arte.

La función tradicional (guardar, enriquecer, clasificar, ordenar, etc.) se modifica con una posición más activa y surge el curador autor (creador, editor, broker, autor, cartógrafo, broker) cuya firma avala un texto o guión curatorial que va a ser la base conceptual que sustente la exposición. El guión curatorial es un texto o estructura conceptual que va a organizar las ideas o propuestas del curador. Se trata de problematizar, pensar o proponer algo que de origen a un nuevo conocimiento.

Se produce un hecho comunicativo, un discurso narrativo, el cual se materializa cuidadosa y racionalmente en el sistema exposición y sus destinatarios, los espectadores. El curador va a estar presente con su toma de decisiones en cada etapa que requiera la organización de una exposición.

Esta nueva dimensión del rol del curador se va a hacer presente tanto dentro de un museo, una galería, una institución oficial como en la esfera independiente materializándose en un fenómeno de autonomía, desregularización y desinstitucionalización pero con una práctica verdaderamente profesional si la tarea está abordada desde todos los ángulos para que el hecho exposición traduzca lo más fiel posible el texto curatorial. Puede producirse, no obstante, la instancia que el mismo se vea modificado de acuerdo a determinadas circunstancias o imprevistos. 

La génesis de las muestras suelen abrevar en un profundo trabajo de investigación interdisciplinario, que cuenta con la colaboración de un equipo de profesionales especialistas: físicos, químicos, restauradores según la especificidad de las obras.

Es  intención que el espectador se enfrente con las obras desde otro aspecto y no sólo desde lo sensible o estético. Correrse y romper con un relato pensado o basado en un artista o movimiento particular.

Pongo como ejemplo la muestra “Las entrañas del arte. Un relato material” en el Espacio Imago (2008) curada por la Historiadora del arte e Investigadora Gabriela Siracusano. (Ver www.imagoespaciodearte.com.ar).

Su planteo se orienta a posibilitar una mirada distinta. La  exposición nos posibilita un recorrido por 160 obras del patrimonio artístico nacional desde el siglo XVII hasta el siglo XXI, provenientes de museos, fundaciones o colecciones privadas. Son obras anónimas de arte colonial de la zona andina de los siglos XVII al XIX que funcionan junto a pinturas, grabados, esculturas, objetos y videos. Hay obra de  Norberto Gómez, Cristina Piffer, Carlos Alonso, Marcela Astorga, María Juana Heras Velasco, Carmelo Arden Quin, etc. Eduardo Médici con su collage “La lección de anatomía” se impone como una carta de presentación por su fuerte propuesta en cuanto al uso de distintos materiales y técnicas.

Dice la Curadora en el catálogo de la exposición: “Esta muestra es una transferencia del investigador al público para conocer cómo se usan los materiales a lo largo del tiempo y el discurso que la historia del arte hace de ellos”. Así aborda una nueva dimensión: la materialidad, siempre dejada de lado por los historiadores del arte. 

En esta manera de abordar la exposición se ve reflejada la toma de decisiones de la curadora , en cuanto a la elección de las obras, y la apertura a nuevos conocimientos que excede el marco artístico para ahondar en otras problemáticas, en este caso el territorio de los materiales como un hilo conductor. Incluso la tarea del restaurador o conservador de patrimonio está presente en su muestra por su trabajo junto al de la curadora, al del museógrafo y al de todo el equipo. Se puede deducir el interés de acercarse a la muestra no sólo del espectador común amante del arte, sino también de aquellos especialistas en preservar nuestro patrimonio cultural.

Este abordaje de las obras desde su materialidad permite no sólo identificar materiales y técnicas sino entender las obras desde su enclave histórico-cultural, como dice Gabriela Siracusano, “tener una percepción texturada del momento histórico” de la obra y del hacedor. 

Las propuestas de actividades asociadas a la exposición resultan un atractivo ya que permiten participar de encuentros o mesas redondas, los cuales cuentan con la presencia de la curadora, como así también de artistas de reconocida trayectoria y profesionales de otras disciplinas (Prof. de la UNSAM, del IUNA, de la UBA, investigadores del CONICET, restauradores, museólogos, directores de museo). 

A partir del análisis de esta propuesta curatorial vemos cómo el papel de la historia del arte como relato único da paso a la aparición de otras narrativas. El guión curatorial es una forma de hacer historia del arte rompiendo con el imparcial discurso académico. Por otra parte al seleccionar las obras, los artistas, o las problemáticas por abordar, el curador hace ejercicio de su criterio transformándose en crítico pero de una manera más moderada que la tradicional, al no presentarse como un juez implacable sino poniendo el énfasis de su tarea en la argumentación de sus propuestas curatoriales. 

Las etapas fundamentales en las cuales se debe mover y estar presente la figura y la práctica del curador se cumplen ampliamente si se logra el siguiente hilo conductor: curador autor, guión curatorial y sistema exposición, logrando así su concreción material mediante una clara recepción en el público espectador. 

(c) Claudia Susana Díaz

publicado el 22-6-2009 

Claudia Susana Díaz es Licenciada en Artes visuales

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337