Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Herencia - Luis Alberto Ambroggio
 
Herencia - Luis Alberto Ambroggio
 

Desde Washington

imagen: Cerámica Condorhuasi . Ver galería de imágenes: Tesoros precolombinos del Noroeste argentino
Herencia  
 
 

Hijo planetario de mí heredas

la sangre de tus sílabas,

una explicación que te explica:

vienes desde donde yo mismo

he venido a tientas. 

Acaso este tesoro contenga

algunas de las claves

del crucigrama incompleto

que configuras con tus pasos de tierra. 

Como humano, hijo del universo,

eres una ola del océano infinito

que besando muchas playas

permanece uno y muchos

al mismo tiempo. 

Cada raíz de tus nombres, hijo del suelo,

como todos los nombres,

conjuga tierras lejanas y oficios de leyenda,

uno de ellos, por decir, a un recolector de impuestos

en el Imperio Otomano.

Tu afán de conquista se llama Rasmusen u otro nombre

con quien, generaciones atrás, exploraste el polo sur o el norte.

Por otra huella te remontas hasta un prócer.

No lo conoces. Pertenece a la leyenda

de un pueblo transitorio

pero a ti también te pertenece esa historia

y le pertenecerá a tus hijos y  a su descendencia.

Tu estirpe es de los mares y los vientos

de los pueblos de Moisés, de Eneas y de Zeus. 

Hay lenguajes y culturas que te hablan y no entiendes,

a pesar de animar cada una de tus venas:

el italiano, el árabe, el francés, el español, el inglés,

ese idioma en que has nacido,

en uno de los vuelos mágicos de tu sangre;

y este testimonio que aun puedes leer, hijo del tiempo,

tu hijo quizá ya no lo entienda

aunque le quemen los sonidos

con signos y gestos inexplicables. 

En esta amalgama de lenguas te procreas.

Son sílabas de lenguajes milenarios

que navegan tu sangre con nostalgia. 

Si te fijas en tus manos,

verás oficios de supervivencia que hoy son olvido.

Manos que cultivaron antiguas tierras,

inventaron aquella ilusión que llaman ciencia.

Son las mismas manos que recorrieron libros de leyes,

metafísica y letras. Esas manos que negociaron

telas, aviones y cereales,

son las mismas que recogieron

desde el Drachma hasta los dólares,

las que cuidaron con el calor de la caricia.

Fíjate en tus manos, hijo,

en sus surcos cosecharás genes increíbles, 

Algún día descifrarás en un espejo de carne ajada

los rostros de antiguas raíces y semillas. 

Porque en tu vida verás morir y amanecer nombres,

con lágrimas y sonrisas

y te verás en cada uno de ellos, hijo,

misteriosamente reflejado. 

La herencia es el idioma de la sangre

que guarda la memoria. 
 

 (c) Luis Alberto Ambroggio

1998.

Sobre el autor:

ver espacio de autor

imagen: Cerámica Condorhuasi (Catamarca) ver galería de imágenes: Tesoros precolombinos del Noroeste argentino



 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337