Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Poemas - Manuel Coronado Ruiz
 
Poemas - Manuel Coronado Ruiz
 

...No es nada grato encontrarse en medio de un fuego cruzado donde la verdad carece de sentido: hipócritas palabras que se incrustan como destellos del pasado, del presente y de un futuro árido...

NOCTURNO A UN SER HECHIZADO

I'm sick of all
Your hypocrites
Holding me at bay
And I don't need
Your sympathy
To get me through the day

Seasons change and so can I
Hold on Boy
No time to cry
Untie these strings
I'm climbing down
I won't let them push me away

DREAM THEATER

No es nada grato encontrarse en medio de un fuego cruzado donde la verdad carece de sentido: hipócritas palabras que se incrustan como destellos del pasado, del presente y de un futuro árido. Ser autómata que te resistes a tu frágil destino donde un ser más vacío jala los hilos de lo que escribes... lo que no quieres escribir. Ahora mutilas tus palabras hasta que logres el desencanto del hechicero y te descuelgue, por fin, de la pared donde guarda sus juguetes más obsoletos. Hasta entonces te sigo esperando -seas quién seas-.

III

NOCTURNO A UN CUERPO VACÍO

Basta que alguien me piense

para ser un recuerdo.

OLIVERIO GIRONDO

Las imágenes se despiertan -en algún lugar, en algún momento-,

impregnados de no sé cuántas cosas, cuántos recuerdos fallidos.

Tiempo inconcluso que nunca termina por desterrar lo vivido.

Recuerdo tras recuerdo, van desfilando como procesión de lo sin sentir de la existencia.

Ahora se vuelven a dormir en el letargo del momento,

intentando descansar de la alegría... del odio...

de la apatía que nutren al cuerpo en que habitan.

IV

NOCTURNO A UNA NIÑA

PA´ ALLISON y SABINA

La niña de mis ojos camina triste esperando la llegada de papá. La sonrisa que dibujan sus labios piden los brazos que se desprendieron como troncos carcomidos por duendes que hacen llover la noche de secuelas que invaden tu espacio sin significado. Aun te asomas por las escaleras en espera que algunas de esas sombras resurja esos troncos que te sostienen de duendes y hechiceras que destruyen tus sueños. La niña de mis ojos llora porque papá se ha tardado un poco persiguiendo sueños e historias que compartir juntos: en la fogata que dejamos escondida debajo de una piedra suspendida por un reloj vacío.

V

En alguna estación de algún lugar de Sonora que ya no recuerdo

6 de agosto 2005

El destino nos detiene con sus manos agrietadas por la sequedad del tiempo. Nos sacude de la modorra con la que el día nos desgasta: tropezando con imágenes que nos astillan, incomodando el viaje de regreso.

VI

ya me cansé de esperar la caída de lo cotidiano.

VII

A Allison en aquella

Tarde lluviosa en Venado SLP

Julio del 2005

Hoy llueve en mi barco

en medio de un mar

que me aleja de la orilla

intentando llegar a algún puerto

que me permita respirar

sumergiéndome en la tormenta

-de nueva cuenta-

Para rescatarte de la otra orilla

en la que te sostienes de mi imagen:

desgastada por el devenir de los años

Por un momento hago una pausa

para no empaparte de rencores que te enfermen

como nubes grises que llevan consigo presagios y maldiciones

que prolongan la tormenta

que caerá con la caída del Sol.

VIII

Ya no me oirás

El cielo de otoño se hundirá

En tu frente.

Ya no me hablarás.

José Carlos Becerra

Qué pasar cuando me vaya:

Me encontraraás en la sombra del otro:

Que llega y se va queriendo no encontrar

El camino indestructible que lo mantenga

Inerte persiguiendo sombras de ti.

Llorarás de coraje por ver que ese ser no es él:

Verlo despedazarse

por querer atrapar los sueños

que no puede atrapar el perseguidor.

Abrirás la puerta para enviarle sombras dopadas

De palabras y alfileres:

Cazando la inmortalidad que ya no está.

Te cansarás de encontrarlo

y no encontrarlo

entre fantasmas que se pierden en la sombra del otro:

que no soy yo.

Lo olvidarás al caer las hojas de otoño:

Cuando el sol se pierda en el horizonte y encuentre al perseguidor

atrapando sueños y promesas

al caer la noche.



(c) Manuel Coronado Ruiz

sobre el autor: ver espacio de autor



imagen: fotografía de Arturo Aguiar, El eterno retorno de Jan Six como Lulú en el siglo XXI

pertenece a la Muestra Reembrandt reexaminado, Museo Nacional de Bellas Artes, ver galería de imágenes

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337