Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  El recreo de la generación perdida por Luis Buero
 
El recreo de la generación perdida por Luis Buero
 

Me parece que la gente que nació luego de que Cindy Lauper cantara “Las Chicas Solo Quieren Divertirse”, se enfrentan a un panorama más libre. Ya la sociedad no genera Penélopes tejiendo frente al mar. Las minas ya ocupan el lugar de Ulises, y el de las sirenas también. Y los varones jóvenes se dan el lujo

(Buenos Aires) Luis Buero

Mi abuela solía decir que después de los 50 se vivían las horas extras de la vida. Hoy en ese período, para las mujeres se inicia la segunda adolescencia, y para los hombres, el síndrome de Peter Pan

Algunos tipos se atan el pelo con una gomita y salen a montar una Harley Davidson (por primera vez) para perseguir teens-agers ,  y sobran señoras que se hacen un estiramiento total de piel, se pintan el pelo de fucsia y seducen a un jovenzuelo ansioso por averiguar qué sintió Edipo, según Sófocles.

Lo cierto es que la ciencia nos asegura que estamos destinados a cumplir en la andropausia y el climaterio todo lo que no se pudo en la pubertad.

Pareciera natural deducir que el hecho de que  el período de existencia humana en el planeta se haya prolongado sea la razón  inmediata de que gran cantidad de personas al llegar a la madurez quieran arrojar casi todo por la borda y empezar de nuevo. Pero ¿es solo la longevidad la que justifica que una serena ama de casa se convierta en Madonna?

Veamos. Los políticos acostumbran desenfundar una frase con olor a bronce: “Yo pertenezco a la generación perdida”. Pero: ¿cuál fue la generación perdida? ¿La del 30, la del 40, la del 50, la del 70, la del 80?

Si sacamos del ámbito histórico esa sugestión y la llevamos a la cotidianeidad, notaremos que para infinidad de seres humanos  lo que experimentaron entre los 18 y los 50 años lo consideran en diversos aspectos como tiempo mal invertido. Si volvieran a la adolescencia harían todo distinto, por eso cuando llegan a la madurez son atravesados por aquella mítica ilusión de que todo podría haber sido diferente, e intentan realizarlo ahora, tratando incluso de modificar el cuerpo para disimular sus marcas lo más posible.

Pero el secreto es otro. Los que aprendimos a bailar escuchando a Johnny Rivers , y nuestros antepasados, sufrimos una cultura productora de generaciones perdidas.  Es así. Hoy vemos como evidente que los mandatos de antaño: tener pareja para siempre, un trabajo estable y una familia feliz antes de los 30 años,  fueron parámetros que se quedaron en las películas de Angel Magaña (que veía la nona), y que nos obligaron a tomar decisiones anticipadas, e iniciar destinos confusos, para tranquilizar la mirada social que nos rodeaba, cuando no estábamos preparados para hacerlo.

 Me parece que la gente que nació luego de que Cindy Lauper cantara “Las Chicas Solo Quieren Divertirse”, se enfrentan a un panorama más libre. Ya la sociedad no genera Penélopes tejiendo frente al mar. Las minas ya ocupan el lugar de Ulises, y el de las sirenas también. Y los varones jóvenes se dan el lujo de estirar la adolescencia indefinidamente, algo que a nosotros, sus jueces, los de la generación perdida, nos irrita profundamente por la envidia de no haberlo hecho a tiempo, mientras hacemos equilibrio para tirarnos del ropero, seguros de que al caer nos vamos a hacer torta.

(c) Luis Buero

Datos del autor en

www.luisbuero.com.ar

 

 

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337