Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Ensayos - Crónicas >>  Ser rubio estará prohibido por Luis Buero
 
Ser rubio estará prohibido por Luis Buero
 

...Desde ya que canciones argentinas como Rubias de New York (¿recuerdan a Gardel gorjeando “Mary, Peggy, Betty, Julie,…”), o La Rubia Tarada, de Sumo, dejarán de ser citadas en las antologías de la música. Los historiadores desistirán de imprimir biografías de Marilyn Monroe, Grace Kelly, Ingrid Bergman, Kim Bassinger o Uma Thurman...

(Buenos Aires) Luis Buero

Me hubiera encantado leer en algún diario que la Organización Mundial de la Salud llegó a la conclusión  de que en el año 2200 morirá (viejo) el único  pobre de la Tierra. Pero, no ocurrió eso, el gran descubrimiento de la ciencia que divulgan algunos medios es que para esa fecha estará naciendo la última rubia de la humanidad. No es lo que se dice una noticia trascendente, pero tiene sus consecuencias. La primera es positiva para los fabricantes de tinturas para el pelo, siguiendo aquel principio que indica que mientras muchos lloran, otros están vendiendo pañuelos. La segunda secuela es que los científicos para afirmar que el gen que produce blondas auténticas está en extinción, han debido primero darse cuenta que de los 6.500 millones de seres que habitan este mundo, la mayoría viven en Latinoamérica, Asia y África, y algunas islitas más, es decir, geografías donde abundan los morochazos, los negritos, los mestizos, los blancos desteñidos, los de piel amarilla y hasta los de tez verdosa, como una de mis ex, pero ninguno de cabello dorado. Y ni hablar de los morenazos que abundan en tierras europeas. Justamente, como para que nazca un rubicundo se necesita que el papá y  la mamá pongan semillitas con esa tendencia, la mezcla sexual inevitable de razas genera cada día menos cría de cabellera clara.

Por lo tanto, y dado que las comunidades terrícolas siempre se encargan mediante el magma de significaciones sociales imaginarias que generan profusamente, de determinar qué tiene sentido y qué no, qué está bien y qué está mal, mucho antes que lo diferente sea tener las crines naturalmente del color del sol, yo estimo que ser rubio estará prohibido. Permítanme por un minuto pensar el futuro al estilo de George Orwell. Siendo así no me extrañaría que en el 2150 ya se promulguen leyes que discriminen a los pocos que nazcan parecidos a Jude Law  y  Nicole Kidman,  para evitar hacer sentir mal a las mayorías. A los cabecitas albinas se los apartará en un sector especial en los bares, hoteles y transportes públicos.

Desde ya que canciones argentinas como Rubias de New York (¿recuerdan a Gardel gorjeando “Mary, Peggy, Betty, Julie,…”), o La Rubia Tarada, de Sumo, dejarán de ser citadas en las antologías de la música. Los historiadores desistirán de imprimir biografías de Marilyn Monroe, Grace Kelly, Ingrid Bergman, Kim Bassinger o Uma Thurman. Nadie podrá titular un film como “legalmente rubia”, y mucho menos “los caballeros las prefieren rubias”. En los nuevos libros del colegio,  Jesucristo será indígena y a Colón lo dibujarán como Mohamed Alí.

A mi lo único que me preocupa es qué ocurrirá si para ese entonces algún antropólogo ilustre descubre que también se está extinguiendo el gen humano, y que para el 2500 seguramente se compruebe que aquella novela futurista,  El Planeta De Los Simios,  no era más que una clarividencia certera con estructura de ficción.

(c) Luis Buero 

 

 

 

 

 

 


 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337