Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  2020 - Araceli Otamendi
 
2020 - Araceli Otamendi
 

Pero sólo unos pocos sabíamos que los chip del rey y su novia incrustados bajo la piel de sus brazos, daban otra señal. Estaban muy lejos del lugar que la pantalla indicaba. Sólo un niño podía haber dicho "no es el rey". En el cuento de Andersen - el niño dice "el rey está desnudo" -porque el rey está desnudo verdaderamente y todos siguen la corriente contraria - pero el rey, en la escena del ordenador no era el verdadero rey y nadie podía confesarlo-...

2020

Ahora que puedo jactarme de estar en una piscina, flotando, con un refresco también flotando en una bandeja, mientras no hago casi nada, es tiempo de recordar.

Miro la pantalla del ordenador, también flota en el agua, sin cables, sin peligro. Sé que son las tres menos cinco de algún calendario, mes de enero, año dos mil veinte. Ahora que las cárceles no existen más y todo es una gran cárcel, las imágenes se presentan como en una pantalla de cine. Hace poco se casó el último rey del planeta. Como en toda simbología el casamiento se celebró con un ritual y magníficos trajes. Los novios se subieron después a un tren, que iba por las calles, era un tren semejante a un gran juguete, donde también viajaba el séquito nupcial. Como parte de la seguridad de la comitiva, nadie podía sustraerse a ello, los seguí desde mi ordenador, poco después irrumpieron en la escena-pantalla varios trenes más. Casi todos iguales, salvo algún detalle. El primero, el del rey y su nueva mujer, enfiló hacia un bosque. El segundo, hizo casi la misma ruta y se perdió detrás de una fuente. El tercero y el cuarto, anduvieron detrás del primero. Después de contar cuatro trenes, cambié el canal.

Pero sólo unos pocos sabíamos que los chip del rey y su novia incrustados bajo la piel de sus brazos, daban otra señal. Estaban muy lejos del lugar que la pantalla indicaba. Sólo un niño podía haber dicho "no es el rey". En el cuento de Andersen - el niño dice "el rey está desnudo" -porque el rey está desnudo verdaderamente y todos siguen la corriente contraria - pero el rey, en la escena del ordenador no era el verdadero rey y nadie podía confesarlo-.

Los gps, funcionan correctamente y todo está en su lugar. Mi chip, por ejemplo, da la señal verdadera de dónde estoy, en la piscina, y sé, que en el fondo, la unidad de control no se preocupa. Porque todo queda registrado, fecha, hora y lugar.

Ahora pasa un avión por el cielo y le hago señas como en una acto reflejo, aunque no sirva.. El avión, conducido en forma automática, hace un rastreo de los chips y los datos que arrojan los gps y compara. Los códigos binarios, dónde todo se representa por ceros y unos, no pueden fallar. Para eso están las matemáticas, dominándolo todo desde hace muchos años. Las matemáticas, tan inofensivas, lograron meternos a todos en esta vida de chips, de gps, de ordenadores, de automaticidades. Los códigos binarios, tan despreciados por algunos filósofos, han dado en la clave. Cualquier letra, cualquier imagen puede ser transformada a números, ceros o unos, dado que hay infinitas combinaciones de ellos.
Sólo me queda hacer múltiples cálculos hasta revelar la última cifra.

© Araceli Otamendi

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337