Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Horóscopo provisorio por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 
Horóscopo provisorio por Alfredo Ariel Carrió de la Vandera
 

Desde Aldea Brasilera, Pcia. de Entre Ríos, República Argentina

"Nosotros si que tenìamos
petróleo sin habitaciones con colmenas,
trenes de largo aliento que modificaban el alba
y agua natural jadeante de pequeñas promesas


Había norte y sur y litoral y centro de la tierra..."

Horóscopo provisorio

En la mañana de mayo llegarà la mensajera

con su cábala repetida y ocasiones  de siembra.

 

Oportunidades para aislarse y no verla

si no fuimos capaces

de sostener la estrella que desmienta .

 

Porque fuimos astutos a la deriva

y soldados del ejército de  cometas .

 

Estamos sin convenio  de vidrieras .

 

Un síndico de la memoria pisoteó la espiga sobre la maleza.

 

Aún existen ojos azules

comarcas  sin aduanas  en bicicleta

funciones donde el uníco asistente

rechina la vejez de las trompetas .

 

Nosotros si que teníamos

petróleo sin habitaciones  con colmenas,

trenes  de largo aliento  que modificaban el alba

y agua natural jadeante de pequeñas promesas .

 

Había norte y sur  y litoral y centro de la tierra .

 

Silbidos  de capinteros amando la paciencia

y panaderías rurales convocando banderas.

 

Los hermanos anarquistas no guarecían  al poema

lo sacaban del pecho con la boca abierta

y cada pulmón era compadre del otro pulmòn

y cada vecino se enamoraba de Luz María Tierna.

 

Existen la providencias y las porquerías .

Los encorbatados de siempre .

Los enmudecidos de siempre

y las muchachas repletas de saliva a la hora de la siesta.

 

Digo entre los trapos que me quedan

y las marchas que no cansan  .

 

Que volverán los peatones del olvido

y los 30.000 temblores

y los tréboles de Patricio

y los gallos que despiertan a los niños

en los Tres Continentes  con Juan y Juana a la historia .

 

Si no llego a la calle de mi vieja promesa

estarán los que quedan con su rosa puesta .

 

Pensando bien querida

hay que activar las uvas de enero,

y los inquietos pulsos de marzo.

 

Viene el Otoño.

 

Te amo con fondo de  Astor

y palabras de  Ernesto apuñalando las uñas .

 

Es la hora pactada  para reconciliarnos

con los astutos cansancios,

con las medicinas indígenas,

con los jarros de sol  y las canastas.

 

 

(c) Alfredo Ariel Carrió de la Vandera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337