Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  Joao Guimaraes, por Manuel Lozano
 
Joao Guimaraes, por Manuel Lozano
 

Aparecido en la textura de sangre de los lobos.
Hay lápidas hermosas para la conspiración del viento:
¿hablarás con la mudez urgente del grito más alto,
dibujando la lepra del miedo?
¿Es que hablarás con el distorsionado brillo
de tu esplendor a solas?
Aquí, donde ellos se reúnen para la aventura
aun antes de las intrincadas felonías de su especie,
yo llego,
llego con mi armadura de selvas
JOAO GUIMARAES
 
 
 
 
                                   Pero sentí: me sentí. Aguas para hacer mi sed.
                                                                
                                                                  Gran Sertón: Veredas

 
Estoy contra del tiempo y en favor de la eternidad.
 
           J.G.R.
 
 
 
 
 
Aparecido en la textura de sangre de los lobos.
Hay lápidas hermosas para la conspiración del viento:
¿hablarás con la mudez urgente del grito más alto,
dibujando la lepra del miedo?
¿Es que hablarás con el distorsionado brillo
de tu esplendor a solas?
Aquí, donde ellos se reúnen para la aventura
aun antes de las intrincadas felonías de su especie,
yo llego,
llego con mi armadura de selvas
y la herida, esta incompleta mañana
en el teatro desvelado del futuro.
Astuto artificio el de las hierbas
implorando las envolturas del alarido elemental.
Esperé la cacería hasta arder sin recordarme. 
¿Cómo eran la antigua fiebre sobre el llanto,
mis padres dormidos bajo extrañas celosías,
el perro emperador que desesperó de su mito,
mis manos ciegas en la puerta
cuando la música bendice  su rumor
de luto y desbordado?
Ese manantial que se desangra fue una fiesta.
La he cantado en las borrascas.
¿Qué absolución para esta fiesta?
Anchura, mármol husmeador y el universo.
¿Qué después de quebranto entre los abalorios?
La amarilla ceniza -sudario de mi Gólgota-
deberá resurgir en el desierto
cuando se cierre, apenas con un soplo.
 
 
Manuel Lozano
Buenos Aires, junio de 2001
 
Datos del autor: En galería de escritoras y escritores
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337