Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Ediciones anteriores
Premios- Distinciones
Muestras/Arte
Entrevistas- noticias culturales-histórico
Lecturas
Ensayos - Crónicas
Educación/Universidad
Sociedad
Diseño/Moda/Tendencias
Fotografía
La editora
Medios
Sitios y publicaciones web
Narrativa policial: cuentos, ensayos, reseñas
Sumario
Música
Teatro/Danza
cartas
Cine/Video/Televisión
Entrevistas- Diálogos
Servicios
Noticias culturales- archivo
Espacio de autor
Prensa
Artista invitado
Entrevistas
Fichas
Algo de Historia
Blogs de la Revista Archivos del Sur
Cuentos, poemas, relatos

ARCHIVOS DEL SUR

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuentos, poemas, relatos >>  El poeta, Carlos Marianidis
 
El poeta, Carlos Marianidis
 

Un cuento del autor argentino Carlos Marianidis quien ganó el Premio Casa de las Américas 2002 con su novela "Nada detiene a las golondrinas". En esta edición publicamos también tres de sus poemas: "Pequeñas cosas", "El títere" y "El pasajero"

     El poeta

 

 

     En la hostería del pequeño pueblo escondido entre los cerros, un anciano y un joven hicieron la apuesta más extraña. Se desafiaron mutuamente a realizar –de un día para el otro- una obra de ingenio. La misma debía cumplir con dos condiciones: que fuera de la mayor simpleza y, además, tuviera algún valor para aquél que la poseyera.

 

      A la mañana siguiente, los vecinos se reunieron en el valle para conocer las dos creaciones pero, sobre todo, saber quién había ganado.

      Ante la sorpresa general, el joven sólo mostró un papel que guardaba en el bolsillo de su camisa. En él, había escrito un gran título y varias líneas en forma de columna vertical.

 A continuación, las leyó: eran frases ardientes, en las que resaltaban algunas palabras desagradables y otras ofensivas y hasta sacrílegas, que rimaban infantilmente entre sí.

     

      A unos metros, el anciano quitó la manta que cubría su invento, un vehículo que consistía en una silla de madera montada sobre dos ruedas de bicicleta, que en su parte superior tenía atado un oxidado ventilador de techo.

      El muchacho dijo: -Yo traje una poesía. ¿Y eso qué es?

- ¿Acaso no lo ves? –respondió el viejo-. Es un helicóptero.

- ¡Vamos! –rió el joven-. Lo que has hecho tiene forma de helicóptero, pero eso no significa que lo sea. Nadie podría elevarse ni mucho menos, volar con él.

- Estamos iguales –se defendió el anciano-. Lo que tú has hecho tiene forma de poesía, pero eso no significa que lo sea. Y tampoco nadie podría elevarse, ni mucho menos volar con ella...

     Hubo un largo silencio.

- ...sin embargo –continuó diciendo- tú has ganado la apuesta: por mucho que me esfuerce, quite y agregue, jamás conseguiré que este armatoste vuele. Pero tú, que tienes el don, si te esfuerzas, quitas y agregas lo que hace falta, algún día llegarás a ser poeta. Y cuando eso ocurra, no importa dónde estemos, todos podremos volar contigo.

 

 

 (c) Carlos Marianidis

Sobre el autor: ver datos en Galería de escritoras y escritores, en Archivos del Sur

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337