Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Revista Barco de papel

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuantocuento >>  El sueño de Lautaro - Mirta Soler
 
El sueño de Lautaro - Mirta Soler
 

¿te animás a dibujar este cuento?
El sueño de Lautaro
 

¡No se puede jugar en la terraza!....  la lluvia era la causante  de tal impedimento

-¡No Importa! - exclamó Lautaro  vamos a jugar al dormitorio de tía Susana  .-  Llamó a su hermano Ernesto, y le dijo: -   Tengo  una Sorpresa.

Ernesto,  lleno de curiosidad , y detrás de su espeso flequillo, y andar tranquilo, preguntaba: ¿Es para comer.?   ¿Se puede desarmar?  ...¿explota ?

-No, no , nada de eso explicaba Lautaro, pero no hables fuerte porque son chiquititos,  chiquititos, muy chiquititos.

- Ah , ya sé, dijo Ernesto, ... son confites.

-Están debajo de la cama ....... ves.... debajo de la cama.

Ernesto trataba de verlos  o por lo menos imaginarlos.

-Pero que no se entere ni mamá , ni papá   -  le decía  Lautaro

Ernesto , insistía. 

- Vamos , vamos .. Donde los guardastes

Lautaro,  trataba de que nadie lo escuchara, y le decía a su hermano .  Yo te cuento despacito, ... acercate que te cuento en el oído ... son tres enanitos  y vieras que bonitos , los encontré en la terraza , yo abrí la puerta y vinieron a mi .

Y, ¿como se llaman? , preguntó Ernesto .... ¿Ya les preguntaste?

-No,  .. no puedo entender su idioma

¿Y de dónde los..sacaste  ?....... ¿ Los trajo papá?

-Pero no Ernesto, no los trajo papá , ellos no se tienen que enterar  .-

Los niños , se acercaron a la cama , se agacharon, si tiraron en el piso  y miraban a los enanitos  sin poder entenderse , pero era tanta la alegría  que no paraban de sonreír. Uno de los enanitos les acercó un casco para cada uno   con unas piedras brillantes que parecían diamantes , muy , pero muy hermosas . Los niños las pusieron en sus cabezas y apretaron un botón y así pudieron entender el idioma de los enanitos y se contaron muchas cosas .

Entre todas las cosas que le contaron  le dijeron que estaban muy asustados porque habían perdido la nave espacial donde ellos viajaban y que tenían mucho miedo de no poder volver al planeta de donde habían venido  y mucho mas miedo tenían por el bombardeo de meteoritos que eran tantos como nunca habían visto.

Lautaro les explicaba que no, que no eran meteoritos , que lo que ellos veían, era la lluvia , que caen gotas y miles de gotas de las nubes , pero que no tenían que tenerle miedo, porque no destrozan nada , no es un bombardeo , son  gotas de lluvias,  y la lluvia es agua , y que el agua es muy linda, se puede beber  y también jugar en los charcos , es nuestro planeta hay mucho agua .....mucha , mucha y tenemos que cuidarla .. si vamos a la terraza  veremos mucha agu.

Los niños y los enanitos , fueron a la terraza de un edificio alto, les contaban  todo lo que ven allí, es Buenos Aires , y todo aquello que vemos ... es agua, y es el Océano Atlántico.

Por ese lugar, anduvimos con nuestra nave espacial, comenta uno de los enanitos , y otro de los enanitos  explica que han visto mucho agua ,  como si fueran espejos cuando salen de paseo .

Otro enanito , muy pensativo .....dice :- Quién sabe donde habremos perdido a nuestra  nave espacial .

-Como podremos hacer para fabricar una nueva ..... . Si ustedes Fueran tan inteligentes nos podrían ayudar para fabricar una nave grande  grande y salir todos a  pasear .

-Sería una buena, idea, con cara de inventor  responde Lautaro.

-Sería una idea  genial, acota Ernesto ......Y que puede servir .. ¿Con qué la podemos hacer?.

Los niños miraban todos los objetos, que habían en la habitación .

Uno de los enanitos  tomó una chinela  que encontró debajo de la cama , la acariciaba  y le parecio tan suave , pero tan suave  que pensó que podría servir . La miraba y la remiraba, y decía : -Qué linda, Qué linda,  qué suave es.

-¿Me le pueden prestar.?  Preguntó el enanito .

Lautaro y Ernesto seguían pensando, abriendo y cerrando cajones, buscando y buscando .

-¿Me la pueden prestar? - nuevamente preguntó el enanito.

-Si, respondio Lautaro , mientras seguía entretenido buscando.

Vengan ...., todos vengan,  decían el enanito..... y todos se acercaron , mejor de escondieron debajo de la cama ,  y les mostró la chinela , y  apretó unos botones  y fabricó en un instante una bellísima nave  y se subieron en ella, abrieron un poquito la ventana, y se fueron de paseo  y vieron el Océano , y apretaron más botones , todos los botones  y las luces de todos los colores se encendían .

Y dieron una vuelta ... y otra vuelta .... descendieron de la nave .. y se encontraron con gente que nunca habían visto  y tampoco  entendían el idioma.

- Dónde estamos, le preguntaron a una señora, que caminaba con una bolsa  y apurada.

- En Francia , y  les dijo otras cosas más que no entendieron  después siguieron viaje, y estaban en China , ....  dieron otra vuelta y  ya estaban en Africa .. y dieron muchas vueltas y vueltas por todo el planeta .

Lautaro les anunciaba, estamos de paseo, somos de Argentina y  no entendían el idioma, pero sí el saludo  con la mano.

Pero qué lejos, que estamos si nosotros queríamos dar un paseo y ver el Océano  y recién estabamos en casa , buscando algo para fabricar una nave .... bueno, después de todo si estamos en Francia,  Manuelita La Tortuga , también anduvo por aquí y volvió .

Lo que pasa, dijo uno de los enanitos que esta nave es muy veloz , porque es muy suavecita , y si apretamos otros botones  podríamos recorrer todo el universo, conocer todas las estrellas , los soles y los planetas , pero tenemos que regresar  pronto a casa , porque nadie sabe de nuestro paseo  y nosotros los enanitos tenemos que regresar a nuestro planeta .... y así fue .La chinela convertida en nave  con luces muy brillantes se elevó alto muy alto , descendió en la terraza , donde bajaron Lautaro y Ernesto , los cuales se despidieron  prometiendose encontrar para una nueva aventura , los niños entregaron sus cascos ,  se saludaron con la manos hasta perderse la nave espacial  alto muy alto entre las  nubes .

Mientras tanto  Lautaro, le decía a Ernesto... viste que las chinelas en el piso  son mas rápidas para  deslizarse  que para andar caminado ... con razón la tía Susana tiene tantas y de muchos colores .....-

¿Y ahora que le decimos ?....¡ falta una .....!

¿Alguien nos podrá creer que la chinela   se convirtió en una nave espacial?
 

(c) Mirta Soler

Mirta Soler es docente, trabaja en la Modalidad de Pedagogía social y Psicología Comunitaria en CEC Nro. 801, General Lamadrid, Provincia de Buenos  Aires, Argentina.

publicado el 10-1-2009

            
 

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337