Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Revista Barco de papel

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuantocuento >>  Historias del Rey Embrujado
 
Historias del Rey Embrujado
 

Los alumnos de Benavites inventan una nueva y divertida historia sobre el cuento
NUEVA HISTORIA DEL REY EMBRUJADO Había una vez un rey que de tan enojado parecía embrujado. ¿Estás enojado le preguntaban? Sí, decía el rey, porque no funciona la televisión. Pero si todavía no se ha inventado, le dijo el mago que vivía en el palacio. Entonces inventála ¿para qué sos mago? Y el mago inventó la televisión. Y el rey miró televisión durante unas horas hasta que se aburrió. En el palacio había una fiesta y el rey le pidió al mago que hiciera el truco del conejo y la galera. El mago preparó entonces el truco: buscó una mesa, una tela negra, una varita mágica, una galera, pero el conejo no estaba por ninguna parte. Ya sé pensó el mago, haré aparecer una flor, una azucena bien blanca y se la ofreceré al rey. Entonces, en el salón del palacio repleto de gente el mago hizo el truco: cubrió la galera con un pañuelo rojo, después con uno azul, le agregó un pañuelo amarillo, y otro verde y uno turquesa. Después tres veces la galera con la varita mágica: y... El mago pensó que no había sucedido nada , se asomó y vió una diminuta lucecita allá en el fondo, intento cogerla , pero su mano apareció chamuscada . De pronto una enorme cabeza con unas alargadas orejas y unos puntiagudos dientes , era .... ¿ Qué era ? Era ..... , era ...... era un dragón !!! El monstruoso reptil empezó a echar fuego por la boca y por su nariz quemando todo a su paso , mientras toda la gente huía despavorida . Allá en un rincón de la sala del palacio estaba sentado en su trono el aburrido y tristón rey Ungard , se levantó y empezó a aplaudir . El dragón se acercaba lentamente hasta que puso su cabezota en frente de la nariz del rey . Y comprendió que esto no era el truco esperado , y al instante cayó al suelo desmayado . El dragón empezó a llorar inmensas lágrimas que caían sobre la cara y de tanto llorar se convirtió en una pequeña caimana . El rey la cogió y la llevo al río donde la dejó marchar . Poco después se conoció en la corte real la noticia que la habían visto en un pueblo llamado Cabrutas .
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337