Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Revista Barco de papel

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuantocuento >>  Victoria cumplida, Alejandra Martini
 
Victoria cumplida, Alejandra Martini
 

Cuentos de chicos. Este cuento es de una alumna del Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas "Juan Ramón Fernández" de Buenos Aires, Argentina
Victoria cumplida Alejandra Martini Hace mucho tiempo, ahí por mil setecientos, en un pueblo llamado Ilada que estaba en Ralita, había un chico cuyo nombre era Diego, él no era nada valiente y nunca se arriesgaba. Un día de que había salido a caminar después de almorzar, encontró una piedra violeta, brillante que estaba sobre un pedazo de papel, que había en el piso. Diego agarró el papel y este decía:”La piedra de la victoria”. El chico tiró el papel sin hacerle mucho caso alo que decía y se fue con la piedra. Cuando llegó a su casa, después de un largo caminar, la madre le dijo muy exaltada: -¿Escuchaste la última noticia?- -No- respondió él. La madre le contó que el gigante del bosque estaba buscando una piedra violeta que lo hacia más fuerte y que si otra persona lo trataba de vencer con esa piedra el se librería de todo su poder. Diego, alarmadísimo se dio cuenta de que la piedra el gigante era la que él había encontrado. Entonces la escondió debajo de su cama nunca se la mostró a nadie. Un día de invierno, el gobernador del pueblo, pidió que una persona es acercara a la casa del gigante, para derrotarlo. Diego se dio cuenta que aunque él no era nada valiente, con la piedra lo podía vencer. Daniel fue hacia la casa del gobernador y este se asombro al ver que un niño de ocho años se presentara, pero como fue el único lo tuvieron que mandar. Al llegar a la casa del gigante tocó la puerta y dijo: -Vengo a vencerte- El gigante lo agarró del cuello y empezó a reír, pero a ver salir la piedra del bolsillo del niño, lo soltó del susto y dijo: -Dame esa piedra- El jovencito dijo: -No- Diego apuntó al gigante con la piedra y antes de que el gigante pudiera empezar a correr, salió un rayo violeta que le pego en el brazo en ese momento el enorme y corpulento gigante se convirtió en un enanito. El niño lo dejo perdido en el pasto y volvió a su pueblo donde el dieron su merecida recompensa. Alejandra Martini 11 años Instituto de Enseñanza Superior en Lenguas Vivas “Juan Ramón Fernández “
 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337