Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Revista Barco de papel

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuantocuento >>  Mi gato quiere ser poeta y otros poemas, por Mario Meléndez
 
Mi gato quiere ser poeta y otros poemas, por Mario Meléndez
 

Desde Chile

MI GATO QUIERE SER POETA

Mi gato quiere ser poeta
y para ello
revisa todos los días mis originales
y los libros que tengo en casa
Él cree que no me doy cuenta
es demasiado orgulloso
para dejar que le ayude
Lleva consigo unos borradores
en los que anota con cuidado
cada cosa que hago y que digo
Ayer no más, en uno de mis recitales
apareció de incógnito entre la gente
Vestía camisa a cuadros
y mis viejos zapatos rojos
que no veía hace tiempo
Al terminar la función
se acercó con mi libro en la mano
quería que lo autografiara
y para ello me dio un nombre falso
un tal Silvestre Gatica
Yo le reconocí de inmediato
por sus grandes bigotes
y su cola peluda
pero no dije nada
y preferí seguirle la corriente
Luego me deslizó bajo el brazo
uno de sus manuscritos
Léalos cuando pueda, Maestro
me dijo
y se despidió entre elogios y parabienes
Y sucedió que anoche
y como no lograba dormir
levanté con desgano aquel obsequio
para darle una mirada
Era un poema de amor
un hermoso poema de amor
dedicado a Susana
la gatita siamés
que vivía a los pies del sitio
Parecía un texto perfecto
tenía fuerza y ritmo e imaginación
y todos los elementos necesarios
para decir que era un gran poema
Y sin duda era un gran poema
un poema como pocas veces había leído
Entonces me entró la rabia
y la envidia y la cólera
y me pilló la madrugada
con el texto entre las manos
sin atreverme a romperlo
o a hacerle correcciones
Que Dios me perdone por esto
pero no veo otra salida
mañana echaré mi gato a la calle
y publicaré el poema bajo mi nombre


VOCES DEL JARDÍN

Un par de versos le bastaron a la hormiga
para ganarse el respeto del auditorio
Eran versos alegres

regados con vino y miel
con avellanas y risas de niños

La mosca no corrió la misma suerte
Su acto fue silbado por la multitud
en una suerte de complot
bochornoso y malintencionado

La pausa y el romanticismo
brillaron por cuenta del grillo
cuya voz melodiosa y gastada
hizo evocar lejanas canciones
de tiempos no menos lejanos

Por su parte el matapiojos
haciendo gala de un histrionismo
digno de imitar
arrancó gritos y aplausos
y uno que otro suspiro
de entre sus fieles admiradoras

La nota extraña del día
estuvo a cargo de la pulga
que entre salto y salto
murmuraba un sólo coro interminable
Cada perro es mi hogar
Cada perro es mi hogar

Y así contaron su historia
los unos y los otros
Y a la pulga siguió la abeja
y a la abeja el gusano
y al gusano el ciempiés
con versos lentos y embarrados

Y visto al último concursante
y finalizado el certamen
el jurado declaró como vencedor
a la hormiga

Entre las razones del fallo
resaltaron la voluntad
el oficio e imaginación
en la construcción de artesanías verbales
y juegos de palabras

Un viaje a Isla Negra
coronó la actuación de la ganadora

Y qué decir del gusano
quien obtuvo la única mención honrosa
y dos pasajes para visitar la tumba
de su poeta preferido
Vaya premio

Pero la cosa no se detuvo allí
porque una hermosa fiesta
puso la guinda de la torta

Y el zancudo tomó la guitarra
y la hormiga sacó a bailar
y la araña corrió con los tragos
y la abeja pidió recitar el poema premiado

Y hubo risas y lágrimas
e infidencias de los más habladores
y todo fue de amanecida y sin censura

Hasta que alguien dio la voz de alerta
Van a regar el jardín
gritó a todo pulmón
Y cada cual buscó un refugio
para escapar del diluvio
o mejor aún
para escribir un nuevo poema
y así volver por la revancha


EL CLAN SINATRA

Todos los gatos de mi barrio
son fanáticos de Sinatra
comienzan a tararear sus temas
apenas pongo el CD
y la voz se escurre
entre los techos y las panderetas
A veces me piden
que repita algún single
entonces el sonido de My way
New York o Let my train again
les para los bigotes
y los lanza de cabeza contra los vidrios
Esto no pasa cuando leo mis versos
se estiran, bostezan
miran para otro lado
o conversan entre ellos
en un acto lamentable
de ignorancia y sabotaje
“Ustedes no me comprenden”
les digo
Y vuelvo a encender el CD
para que cante Sinatra
y esos gatos se llenen de poesía

 

TOCATA Y FUGA

El canario sólo canta por encargo

El gorrión es atrapado por el canto
en pleno vuelo

El grillo toma nota de todo
y guarda sus partituras con llave
porque ahora tiene un nuevo repertorio

(c) Mario Meléndez

Sobre el autor:


Mario Meléndez (Linares, 1971). Estudió Periodismo en la Universidad La República de Santiago. Entre sus libros figuran: “Autocultura y juicio” (con prólogo del Premio Nacional de Literatura, Roque Esteban Scarpa), “Apuntes para una leyenda” y “Vuelo subterráneo”. En 1993 obtiene el Premio Municipal de Literatura en el Bicentenario de Linares. Sus poemas aparecen en diversas revistas de literatura hispanoamericana y en antologías nacionales y extranjeras. Ha sido invitado a numerosos encuentros literarios entre los que destacan el Primer y Segundo Encuentro de Escritores Latinoamericanos, organizado por la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), Santiago, 2001 y 2002, y el Primer Encuentro Internacional de Amnistía y Solidaridad con el Pueblo, Roma, Italia, 2003, donde es nombrado Miembro de Honor de la Academia de Artes y Letras de Roma. En el 2004 es incluido en las series: “Grandes Poetas del Siglo XXI”, revista digital Ciberjob (España), “Poemas Clásicos de Hispanoamérica”, revista digital Agonía (España), y “Grandes Autores Latinoamericanos”, revista digital Los Poetas (Estados Unidos). Además dirige, durante dos años, un taller literario en la Cárcel de Talca que dio origen al libro “Los Rostros del olvido” (dos volúmenes) donde se reúne el trabajo poético de los internos. Actualmente trabaja en el proyecto “Fiestas del Libro Itinerante”, y preside la Sociedad de Escritores de Chile, región del Maule.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337