Usuario :
Clave : 
 
 administrador
Manual del administrador


 Secciones
Sitios web
Poemas
Espectáculos-Actividades para niños
Lecturas
Libros recibidos
Últimas noticias
Especial Navidad
Sumario
Cuantocuento
EnJuego
Para profesores
Sección para padres
Dibujos
Fotografìas
Recetas
Jugando con el arte
Deportes
Cartas
Carta de los editores
Saturnino
Unidad temática: EL AGUA
Unidad Temática: El Petróleo
Unidad temática: EL LIBRO
Unidad temática: LA CASA
Unidad temática: LA LECHE
Unidad temática: LAS ABEJAS
Unidad temática: MATEMATICAS Y LENGUAJE
Unidad temática: LA PATATA
Unidad Temática: LOS DINOSAURIOS
U. D. Las hormigas

Revista Barco de papel

 Inicio | Foros | Participa
Buscar :
Estás aquí:  Inicio >>  Cuantocuento >>  Las flores de Pablo por Eldys Baratutes Benavides
 
Las flores de Pablo por Eldys Baratutes Benavides
 

Las flores de Pablo.

 

 

 

    Pablo siempre quiso ser pintor. Desde pequeño llenaba todo de dibujos. Sin embargo , prefería pintar flores: con caras de besos, de estrellas o de cocuyos,  y  una vez terminadas cogía el papel y  lo sembraba en una de las macetas del patio y a  los dos días nacía la flor. Por eso  tenía el jardín más bonito del pueblo. Los vecinos también  intentaban pintar flores para luego sembrarlas ,

¡ pero que va!,  pasaban dos días, una semana, un mes y ninguna  salía de las macetas.

     Una tarde,  después de su siesta acostumbrada, Pablo,  en vez de buscar sus colores para pintar, sentado en el marco de la ventana , miraba el sol . En minutos vio  una paloma , una nube malabarista y un ángel .¿Acaso la luz del sol era tantas cosas?  Entonces estuvo pensando mucho tiempo y decidió que debía pintarla .Esa misma tarde cuando su madre le preguntó porqué no dibujaba sus flores, él  le  dijo:

-Ya no las  pintaré más , ahora  quiero pintar la luz.

 -¿La luz?-se extrañó la madre, pero no habló más del asunto porque su hijo siempre estaba fantaseando.

 A la mañana siguiente, Pablo ya estaba decidido a pintar la luz, sin embargo, no sabía cómo pintarla y  salió de la casa a buscar ayuda.

   Matilde, la dulcera del pueblo, risueña, le regaló los buenos días.

-Matilde ¿me podrías decir qué es la luz?

-La luz...... la luz..., bueno, la luz es poder vender  todos mis dulces en un día.

     Pablo le dio las gracias pero como no entendió la respuesta prosiguió la marcha. La escuela le quedaba en el camino y  fue a visitar al maestro.

-Maestro, quiero pintar la luz y  no sé qué es,  ¿Acaso usted lo sabe?

 -Claro que sí, amigo mío, la luz es poder casarme con mi novia el día de su cumpleaños.

    Después de despedirse, todavía con dudas, siguió su recorrido. Siempre que estaba así tomaba el camino de la casa de su abuela. Iba pensativo por el medio de la calle cuando escuchó:

-¡Vengan, tomen sus papalotes, echen a volar sus sueños¡

-Señor papalotero, ¿usted sabe qué es la luz?

-La luz es hacer en una mañana cien chiringas  para luego verlas todas empinadas en la plaza... ¡Vengan, tomen sus papalotes, echen a volar sus sueños¡ -y siguió pregonando.

  Con el papalotero tampoco salió de dudas.

   Cuando Pablo llegó a casa de la abuela, el olor a dulce de coco le indicó que ella estaba en la cocina y allí se fue.

-Abuela- le decía mientras la abrazaba por la cintura- hoy he salido a buscar el significado de la luz porque quiero pintarla y nadie me da una  respuesta  convincente ¿Me ayudarías?

 - Pablito - le respondió la anciana  -  para pintar la luz debes pensar en algo que te haga verdaderamente feliz.

  El pequeño casi no esperó que la abuela terminara, al fin comprendía a  Matilde, al maestro y al vendedor de papalotes.

    Ya en casa, mientras el color azul hacía brillar los pétalos en una hoja de papel su madre le preguntó:

-Pablo, ¿volviste a pintar tus flores?

 

(c) Eldys Baratutes Benavides

 

Sobre el autor:

Eldys Baratutes Benavides es cubano.

Ha sido distinguido con los siguientes premios:

Premio en los encuentros municipales de talleres literarios años 2000, 2001, 2002 y 2004.

Premio en el encuentro provincial de talleres literarios 2002. Premio a la Ciudad (2001) y Premio Tomás Savignon año 2000.

Es miembro de la Asociación Hermanos Saiz y del Taller Nacional de Técnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso. Escribe guiones para programas infantiles en la radio y colabora en la revista El mar y la montaña.

 
 
Diseño y desarrollo por: SPL Sistemas de Información
  Copyright 2003 Quaderns Digitals Todos los derechos reservados ISSN 1575-9393
  INHASOFT Sistemas Informáticos S.L. Joaquin Rodrigo 3 FAURA VALENCIA tel 962601337