ENTREVISTA A ELENA VEIGUELA

 

En el cuarto trimestre de 1.986, el Ministerio de Educación y Ciencia puso en marcha el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación, que engloba los Proyectos Atenea y Mercurio. Elena Veiguela es la Consejera Técnica responsable del mencionado Programa. En esta entrevista aborda distintos aspectos desde los que se puede obtener una visión global de lo que es la introducción de las NTI era el Sistema Educativo Español.

 

Según nuestras informaciones, el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación es el resultado de la unión de los pro­yectos Atenea y Mercurio. ¿Cómo surgieron estos proyectos y por qué se crea el Programa?

La contestación a esta pregunta tendría que ser muy extensa para que se pudiese llegar a compren­der con exactitud la evolución de ambos proyectos. No es fácil hacer un resumen, pero puedo intentarlo.

El proyecto Atenea surge por iniciativa del Mi­nisterio de Industria y la Secretaría General Técnica del Ministerio de Educación. El primer documento que se genera aparece con el título "Una propuesta para la introducción racional de las nuevas tecno­logías de la información en la enseñanza básica y media".

Proyectos similares en otros países de Europa como "Informatique pour tous" (Francia) o TUDIS (Suecia), son también promovidos por altas autori­dades gubernamentales.

En la historia de todos estos proyectos es deter­minante que los objetivos que predominan, en las etapas posteriores a su lanzamiento, sean indus­triales, tecnológicos (en el sentido de estar dirigidos y diseñados por técnicos de tratamiento de la infor­mación) o sean educativos y dirigidos y diseñados desde la Educación.

El Ministerio de Educación, apenas lanzado el proyecto Atenea, toma la acertada decisión de diri­girlo y coordinarlo únicamente desde planteamientos educativos. Esto significa que la adquisición de equi­pos, el modelo de formación, la selección de los Centros, etc., se realizan desde parámetros únicamen­te educativos, sin ceder a ningún otro tipo de plantea­mientos. Esto explica, en definitiva, la diferencia cualitativa que existe hoy entre la realidad actual del proyecto Atenea y otras iniciativas europeas.

A pesar de todos los aciertos logrados por el MEC en este proyecto, falta por establecer desde parámetros puramente educativo el diseño definitivo para esta introducción racional de las nuevas tecnologías de la información en la enseñanza básica y media. Esta, llamémosle, deficiencia resulta lógico que se produzca ya que el contexto internacional influía considerablemente en el momento de la concepción del proyecto. A pesar de ello, desde que se lanza la primera convocatoria para la selección de Centros Experimentales, existe un diseño implícito, que se explicita, en parte, en dicha convocatoria, y que va perfilándose paso a paso. Uno de los obje­tivos prioritarios del programa en este momento es el de explicitar el diseño de este plan experimental. Cuando hablo de diseño me estoy refiriendo, como es natural, a todos los aspectos que afectan al plan: apoyos, coordinaciones, generación de materiales, modelo de seguimiento, etc.

El proyecto Mercurio surge como una iniciativa de la Comisión Ministerial de Medios Audiovisua­les que depende de la Secretaría General de Educa­ción. Define perfectamente sus objetivos y el nú­mero de Centros que cada año se incorporan al pro­yecto. En este caso lo que está menos definido son los apoyos con los que cuenta para la formación del profesorado.

Si tomamos otra vez como punto de referencia el contexto europeo, podemos decir que el proyecto Mercurio es una decidida inciativa que ha tenido el Ministerio de Educación y Ciencia español para la introducción del vídeo en la enseñanza y puede cons­tatarse como en estos momentos tanto el Consejo de Europa como la Comisión de las Comunidades Europeas, realizan aproximaciones a la toma en con­sideración, en profundidad, de este medio tec­nológico en el entorno escolar.

En cuanto a por qué se crea el programa, yo opino que por varias razones: presupuestarias, de dirección y coordinación de labores específicas comunes, que deben ser llevadas a cabo por ambos proyectos como son la estimulación y orientación en la producción de software tanto de programas de ordenador como de vídeos educativos, una formación inicial en la que están presentes los aspectos tecnológicos, la necesidad de evaluar equipos y pro­gramas, la consideración de estas nuevas tecnologías como medios didácticos entre las principales.

Observamos que, efectivamente, la respuesta es extensa y pudiera serlo más. Hay algunos aspectos en los que nos gustaría que profundizases, por ejemplo: En este momento, ¿qué se hace desde el Programa para que un Centro Escolar ponga en marcha la introducción de las Nuevas Tecnologías? ¿Con qué apoyos cuenta?

En el momento actual, a un Centro seleccionado para integrarse en cualquiera de los dos proyectos se le proporcionan equipos, presupuesto para material fungible, formación, software y material de apoyo al trabajo en el aula. Quizá convenga especificar un po­co más.

En el caso del proyecto Atenea, en lo que se refie­re al equipamiento, el módulo estándar que se estaba proporcionando era de cinco microordenadores y una impresora y está previsto ir ampliando esta dotación paulatinamente. Esta ampliación empezará ya en Septiembre. También en esta fecha se dotarán todas las escuelas de Enseñanzas Artísticas con equipos pa­ra diseño asistido por ordenador. En el caso del vídeo, se pretende que ya este año, todos los Centros posean cámara y para el próximo, ampliar la dota­ción de sonido.

En lo que se refiere al presupuesto para material fungible, en estos momentos todos los Centros de los dos proyectos, han recibido una cantidad de aproximadamente 100.000 pesetas para la puesta en marcha y adquisición del fungible necesario. Está previsto en los presupuestos solicitados para el próximo año, proporcionar una cantidad para la puesta en marcha de los Centros que se seleccionan y otra con destino a todos los Centros integrantes del proyecto para hacer frente a los gastos que ocasiona el desarrollo de las experiencias.

La formación, aspecto clave en ambos proyectos, la reciben los profesores de los Centros Experimen­tales a través de los Centros de Profesores. La figura del monitor es fundamental. A través de él se cana­lizan las aplicaciones didácticas y él asesora y apoya las propuestas de trabajo que elaboran los Centros. La provisión de monitores para realizar estas tareas está mejor resuelta en el proyecto Atenea que en el Mercurio. A pesar de ello, también se ha mejorado en este sentido y ya en Septiembre de este año podre­mos contar con veinticinco de estos monitores dedi­cados al proyecto Mercurio.

¿Qué previsiones hay para la adquisición y desarrollo de software educativo?

Con los microordenadores se envía software de propósito general: Lenguaje LOGO, Lenguaje Pas­cal, un paquete integrado (con procesador de textos, base de datos, hoja de cálculo y gráficos, fundamen­talmente), y el lenguaje de autor PILOT.

A partir de ahora los centros podrán adquirir soft­ware por distintos procedimientos: software educa­tivo homologado en el Servicio Central de Suminis­tros que comprarán, si lo lo desean, con sus presu­puestos y software que se depositará en los Centros de Profesores, fruto fundamental de concursos, sobre los que el MEC tiene todos los derechos de repro­ducción y distribución.

En el caso del Mercurio, además de lo anterior, se ha realizado una compra de vídeos, algunos de los cuales se adquieren para todos los Centros del pro­yecto y otros únicamente para los Centros de Profesores.

Se había hablado de un convenio con el Minis­terio de Industria para la producción de software educativo. ¿Existe ese convenio?

Existe ese convenio y además de los Ministerios citados, interviene también el CEDETI (Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial).

¿En qué fase se encuentra?

Es un convenio que se acoge a la Orden de Subvenciones del Plan Electrónico e Informático Nacional (PEIN) y que tiene como objetivo el de­sarrollo de software educativo.

En este momento ya se ha creado la Comisión de Seguimiento y Control del convenio, se ha hecho la difusión de la información a las empresas del sector y el plazo fijado para la recepción de proyectos es hasta el 1 de Septiembre.

Está previsto iniciar una acción similar en el caso del vídeo.

¿Qué presupuesto se invierte en este convenio?

30 millones del MEC y 70 del Ministerio de Industria en concepto de subvención. Para créditos privilegiados el CEDETI aporta 100 millones.

Hablabas antes de que a los Centros se les suministraba material de apoyo al trabajo en el aula ¿en qué consiste?

En realidad todo lo que se genera en todos los aspectos tiene como objetivo el apoyo a las tareas educativas que se desarrollan en el aula, pero, en ese momento, me estaba refiriendo a tres volúmenes de material impreso y tres discos con programas que hemos elaborado desde los Servicios Centrales, para que sirvan de ayuda a los profesores en el momento de plantearse la utilización de las Nuevas Tecno­logías con los alumnos. Con esta aportación se pre­tende, sobre todo, sugerir, en casos concretos, activi­dades integradas en el currículum escolar, en las que estas Nuevas Tecnologías se utilizan como medio didáctico.

El primer volumen va dirigido a los profesores del Ciclo Superior de la E.G.B. y los otros dos, a los de Enseñanzas Medias. Antes de finalizar el mes de Julio, estará terminado uno análogo para el caso del vídeo.

Acabas de mencionar "las N.T. integradas en el currículum escolar como medio didáctico", ésto nos recuerda polémicas sobre la programación, la Enseñanza Asistida por Ordenador, la utilización de estos medios como usuario crítico, los procesos de innovación, etc. ¿Podrías darnos tu opinión sobre todo esto?

Vuelve a ser una pregunta que requiere una contestación muy extensa, fundamentalmente porque hay que clarificar el significado que se le va a dar a cada uno de los términos que mencionais. Sucede a menudo que se identifica Enseñanza Asistida por Ordenador con Enseñanza Programada, que cuando se habla de el microordenador como medio didáctico, se está pensando en él únicamente como un soporte físico en el que se introduce y trata información, sin tener en cuenta lo que pueda aportar y cómo pueda transformar los otros elementos curriculares (trans­formación y evolución de contenidos, desarrollo de determinadas capacidades, influencia en las rela­ciones profesor‑alumno y alumnos entre sí, etc.).

En las primeras páginas del material de apoyo con destino a los Centros de Enseñanzas Medias, dije algo que, quizá, pueda contestar a vuestra pre­gunta. "Si la reflexión sobre la introducción de las Nuevas Tecnologías se hace desde la enseñanza, cabe esperar una práctica de enseñanza con el ordenador crítica, contextualizada, continua y en crecimiento constante. El desarrollo de un nuevo medio, como

elemento que forma parte del currículum, favorece la revisión de los demás elementos curriculares (obje­tivos, contenidos, metodología,...) y posibilita su avance, produciendo, en definitiva, una enseñanza innovadora". Lo mismo puede decirse en el caso en que nos estemos refiriendo al medio vídeo.

Por último, ¿qué conexión tienen estos proyec­tos con las Reformas emprendidas por el MEC?.

El enfoque pedagógico y didáctico de todo lo que generamos con destino a la formación, se basa en la filosofía y documentos de las Reformas. Es el desarrollo armónico de toda la enseñanza, el que hará que las Nuevas Tecnologías se utilicen adecuada­mente en el aula. Las características de estos nuevos medios didácticos, para cuyo uso es necesaria una preparación específica, la necesidad de orientar y estimular la producción de software, etc., hace que no sólo se introduzcan con carácter experimental, sino que se les dé un tratamiento diferenciado. Esto no significa que sus planteamientos deban de mantenerse al margen de las Reformas y de los planes generales de formación del profesorado, al contrario, lo deseable es que las Nuevas Tecnologías sean absorbidas desde ambos planteamientos y que, al final del período experimental, estén totalmente incorporadas a todos los diseños institucionalizados. En ese momento, este Programa ya no tendrá sentido.

Hay una gran cantidad de horas invertidas e ilusiones puestas, por parte de todos los miembros del Programa, en estos proyectos. ¿De todas estas ilusiones, cuáles te gustaría que en este momento ya fuesen realidad?

Si se puede dejar volar la imaginación, las dos ilusiones que me gustaría que se hiciesen realidad serían, por un .lado, que en un futuro inmediato, todas las niñas y mujeres tengan igualdad de oportu­nidades en el acceso a las nuevas tecnologías y por otro, que todas las personas de cualquier edad afecta­das por una deficiencia puedieran utilizar los recursos de las nuevas tecnologías para el acceso a la comuni­cación, a los aprendizajes y al ocio.

MANUEL SANTIAGO FERNÁNDEZ

JOSÉ Mª ARIAS