EL PLAN VASCO DE INFORMÁTICA EDUCATIVA

 

JOSE MARIA ARIAS MANUEL

SANTIAGO FERNÁNDEZ

 

En un intento de acercarnos a la realidad de lo que es la Informática Educativa en el País Vasco, hemos mantenido una entrevista con Ma­nuel Huertas, Viceconsejero de Educación del Gobierno Vasco, y con Mikel Aguirregabiria, respon­sable del Servicio de Tecnología y Educación.

¿Qué es y cómo se pone en marcha el Plan Vasco de Infor­mática Educativa?

El Plan Vasco de Informática Educativa (P. V. I. E.) es un pro­yecto que enmarca todas las in­stituciones que desde la Vicecon­sejería de Educación se ponen en marcha para incorporar la Infor­mática con tecnologías educati­vas en los niveles de Enseñanza Básica y Enseñanza Media del Sistema Educativo vasco. El Plan Vasco de Informática Educativa se inicia propiamente a finales del curso 84‑85, extendiéndose su aplicación hasta 1990. Ante­riormente, el Departamento de Educación del Gobierno Vasco puso en marcha un plan piloto de incorporación de la Informá­tica como asignatura en algunos centros de Enseñanza Media, pe­ro el Plan Vasco de Informática Educativa define nuevos objeti­vos y propone nuevas metodolo­gías desde su inicio y extiende su ámbito de aplicación a toda 1a en­señanza no universitaria.

¿Qué objetivos fundamen­tales persigue?

Los objetivos generales del Plan Vasco de Información Educativa, fijados desde su forma‑ apoyar la gestión administra­tiva.

Primer objetivo: LA INFORMÁTICA COMO INSTRUMENTO PARA EL APRENDIZAJE. Para potenciar el desarrollo cog­noscitivo de los alumnos y el aprendizaje innovador, reforzar la labor instructiva de los profe­sores y renovar la metodología docente.

Segundo objetivo: LA IN­FORMÁTICA COMO MATE­RIA DE APRENDIZAJE. Para proporcionar una formación bá­sica sobre la Informática y sus implicaciones sociales y cultura­les, así como familiarizar a los alumnos como usuarios infor­máticos, con capacidad de enten­der y expresarse.

Tercer objetivo: LA INFORMÁTICA COMO HERRAMIENTA DE GESTIÓN. Para mejorar la gestión académica y apoyar la gestión administrativa.

La estrategia para alcanzar dichos objetivos no ha cambiado hasta la fecha, si bien se compone de tácticas que evolucionan con el propio P. V. I. E., depositando progresivamente mayor respon­sabilidad y capacidad de deci­sión en los enseñantes y centros. El equilibrio está en evitar conso­lidar "independientes asignatu­ras de informática en todos los cursos", pero sin precipitarnos en renunciar al conocimiento instrumental del medio informá­tico en sí mismo, y muchos me­nos en no potenciar a los "profe­sores especialistas de centro", traspasando prematuramente todas sus funciones.

¿Qué es la "softkutxa"?

          La “softkutxa” o “arca del software”, es una colección de recursos informáticos que reúne principalmente software curricular, destinado a servir de apoyo a la didáctica, de las distintas materias que componen los planes de estudio del Ciclo Superior de E. G. B., y de Bachillerato y de Formación Profesional. Incluye programas basados en estrategias de simulación, tutoriales, ejercitación, juegos educativos, aplicaciones didácticas de programas de propósito general, aplicaciones de Enseñanza Asistida por Ordenador (E. A. O.), etc. Asimismo en aquellos casos en los que la "softkutxa"iba destinada a centros de nueva dotación incorporaba "software instrumental", del que ya están destinados los centros equipados con anterioridad a la fecha de distribución de la "sotkutxa". El software instrumental consta principalmente de los lenguajes informáticos Logo, Turbo Pascal, Pilot y Karel con sus correspondientes manuales, así como los seis módulos de la Serie Assistant, compuesta por un tratamiento de texto, una base de datos, un generador de informes, una hoja electrónica, un paquete de gráficos estadísticos y un paquete de gráficos libres. También se incluye un sistema de autor, denominado Génesis, dirigido a la creación de software en el área de matemáticas y ciencias experimentales para los centros de enseñanza media. El software curricular, que se acompaña de una treintena de publicaciones editadas directamente por el Plan Vasco de Informática Educativa, reúne la mayor parte de software didáctico comercializado en España por las principales empresas tales como Tekel, Editorial S. M., Idealogic o Software de Base y una amplia selección de programas realizados por profesores españoles, cuyos derechos de difusión han sido adquiridos por el Departamento de Educación. También se han recogido otros programas cedidos gratuita

mente por profesores hasta totalizar 119 disquetes diferentes junto a una cuarentena de libros, algunos de ellos adquiridos directamente a las editoriales correspondientes. Las "softkutxas", que incluyen también disqueteras metálicas y fundas de ordenadores, se han distribuido a los 259 centros públicos que disponen en la actualidad de al menos un aula completa de ordenadores. Otras 220 "minisoftkutxas" con la misma composición, excepto en lo referente al material adquirido a casas comerciales, se han distribuido a todos los restantes colegios públicos de E. G. B. que por el momento únicamente disponen de un ordenador para el perfeccionamiento del profesorado.

¿Qué centros participan en el Plan?

Todos los centros de Enseñanza Básica y Media de la Comunidad Autónoma Vasca pueden beneficiarse, si lo desean, de las diversas acciones de perfeccionamiento del profesorado y seguimiento en seminarios establecidos por el Plan Vasco de Informática Educativa. Incluso a efectos de equipamiento, las redes privadas y de ikastolas han recibido importantes dotaciones de hardware y software. Hasta la fecha, en lo que se refiere a la red pública, todos los institutos y secciones de

B. U. P. y F. P. disponen al menos de un aula completa de ordenadores y aproximadamente la tercera parte de los colegios públicos de E. G. B. también cuentan con un aula de 10 ordenadores, en tanto que el resto dispone de un único ordenador, como ya se ha indicado anteriormente.

¿Cómo se realiza su selección?

          La selección de centros de E. G. B. que se van incorporando

anualmente al P. V. I. E. se realiza en base a unos criterios que atienden al número de alumnos, a la calidad del funcionamiento interno y al interés demostrado por sus claustros en los distintos sistemas de perfeccionamiento.

¿Cuáles son las dotaciones, tanto de hard como de soft, que reciben los centros participantes en el Plan?

La dotación de hardware en los centros de E. G. B. es uniforme y consta de 10 ordenadores PC con monitor color de dos floppies, junto a dos impresoras matriciales y un ratón. Los institutos y secciones de B. U. P. y F. P. disponen de unas dotaciones variables según su dimensión y de acuerdo a las especialidades con las que cuenta, siendo el promedio en B. U. P. superior a 12 microordenadores por centro con cuatro impresoras, con seis ratones por centro y un disco duro. En Formación Profesional el promedio, incluyendo también los centros pequeños (denominados secciones de F. PJ disponen de 15 microordenadores de dos floppies, siendo aproximadamente tres de ellos de disco duro de 20 MB y algunos de ellos con el estándar de vídeo EGA, junto a cinco impresoras, ocho ratones y algunos plotter y tabletas para las estaciones de diseño asistido por ordenador. Asimismo las aulas de Informática han sido acondicionadas especialmente y se ha enviado mobiliario específico, que consta de mesas, sillas, armarios y pizarras plásticas. Las dotaciones de software reúnen todo el material que compone la "sotfkutxa", si bien los centros antiguos lo han recibido fraccionadamente.

¿Cómo se realiza la formación del profesorado?

La selección de centros de E. Se ha dispuesto un complejo

G. B. que se van incorporando sistema de perfeccionamiento de

profesorado que ha ido evolu­cionando a lo largo de la existen­cia del Plan Vasco de Informática Educativa. El perfeccionamiento del profesorado se ha articulado en torno a cinco fórmulas que se enumeran a continuación: la for­mación prolongada de profeso­res responsables de aula de in­formática en Enseñanza Media; la formación intensiva de profe­sores responsables de aula de Enseñanza Básica; la formación in situ a claustros completos de centros dotados; los planes esta­cionales de formación modular dirigidos a todo el profesorado no universitario y los sistemas complementarios de formación mediante la celebración de jor­nadas de conferencias durante todos los años de existencia del P. V.I. E.. Adicionalmente se ha establecido una amplia red de seminarios de coordinación, se­guimiento y apoyo para profeso­res en distintas localidades del País Vasco.

¿Cómo realizan su práctica de aula con ordenadores los profesores de los centros?

Los profesores de los centros dotados han dispuesto con ante­rioridad al comienzo de las acti­vidades de los alumnos de un tiempo para completar su forma­ción teórica realizada a través de cursillos y seminarios perma­nentes. Por otra parte, la mayoría de los centros de Enseñanza Me­dia disponen de ordenadores ubicados en algunos seminarios para una utilización reservada al profesorado. Igualmente, los centros de E. G. B. aún no dota­dos cuentan con un ordenador para posibilitar la práctica de los profesores que están recibiendo una formación en informática educativa.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se ha tenido que enfrentar la intro­ducción de las Nuevas Tecnolo­gías de la Información en los centros educativos del País Vasco?

En primer lugar, debemos señalar que tal vez no haya habi­do grandes obstáculos para la introducción de las Nuevas Tec­nologías de la información en los centros educativos de Euskadi, a pesar de la celeridad con que se ha producido una incorporación relevante de recursos a través del P. V. I. E. Sin embargo, sí pueden destacarse algunas dificultades con las que se enfrenta el profe­sorado más innovador al inten­tar estos recursos a su práctica docente: por un lado está la au­sencia de un espacio propio para la informática que permita un conocimiento instrumental del propio medio como paso previo a su explotación como recurso didáctico; por otro lado, también puede reseñarse la falta de mate­riales ‑ahora parcialmente co­rregido con la distribución de la "softkutxa"‑ para fijar signifi­cativamente la didáctica de las distintas áreas curriculares; fi­nalmente, también, es preciso indicar que a pesar de la relativa­mente generosa dotación, de los centros educativos vascos, el equipamiento de las aulas de Informática impide la extensión del tiempo durante el cual los alumnos puedan acceder a otros medios como recursos ha­bituales de trabajo.

¿Informática como herra­mienta educativa o Informática como asignatura?

La dicotomía entre Informáti­ca como herramienta didáctica o Informática como asignatura nos parece una elección innece­saria, dado que el objetivo últi­mo es que la Informática sea un nuevo recurso sobre el cual refle­xionar y con el cual lograr un desarrollo mayor de nuevas capacidades, para lo cual es pre­ciso tener un conocimiento sufi­ciente de la Informática. Por ello, cronológicamente nos parece completamente necesario un período durante el cual la In­formática tenga un tratamiento propio (como asignatura si no hemos sido capaces de superarla compartimentación en asignatu­ras que actualmente tiene nues­tro Sistema Educativo), para propiciar un aprovechamiento didáctico a otras disciplinas e incluso a otros objetivos inter o transdisciplinares, llegando fi­nalmente a una actualización como herramienta universal por parte de profesores y alumnos.

¿Cuáles son vuestras relacio­nes con el Proyecto Atenea y con los Proyectos de las demás Co­munidades Autónomas?

A petición de los coordinado­res del P. V.1. E. se creó un grupo de estudio para la coordinación de los siete programas institucio­nales de Informática Educativa que bajo la coordinación del Mi­nisterio de Educación y Ciencia ha originado una fructífera cola­boración a nivel de coordinación general. Un estrechamiento de esta colaboración se materializó en los días 28 y 29 de junio con la reunión en un seminario de ex­pertos que tuvo lugar en el País Vasco, contando con la presencia de los distintos equipos de apo­yo con los que cuentan los pro­gramas institucionales del M. E. C. y de las seis Comunidades Autónomas con plenas compe­tencias en educación.

¿Con qué presupuesto está dotado el Plan para el año 1988 y cómo se distribuye?

Para el año 1988, el Plan Vas­co de Informática Educativa cuenta con una partida de 71 mi­llones para inversiones y con otra partida de 41 millones para el mantenimiento del parque instalado, que suma un total de 4.200 PCs. Por otro lado, durante el ejercicio presupuestario se producen incorporaciones y transferencias para la adquisi­ción de hardware y software. Igualmente las partidas de per­feccionamiento del profesorado y equipamiento en mobiliario y acondicionamiento de aulas to­taliza un valor aproximado de 50 millones de pesetas.

¿Qué previsiones hay para la adquisición y desarrollo de software educativo?

Para el presente año, en el que se ha producido una apreciable reducción de dotación presupuestaria, está previsto el equi­pamiento inicial de otros 33 cen­tros de E. G. B. y la adquisición de algunas partidas de software educacional. Para el desarrollo de software educativo existe un programa paralelo, EIMA‑3, que promueve la creación de softwa­re educativo en euskera con la implícita adquisición de los de­rechos de difusión para el País Vasco en algunos casos.