Revista Candidus Año 1- No.12 - Noviembre/Diciembre 2000

 

Coordinación : Prof. Jesús Zambrano

Con motivo del acto de inicio de la Especialización: Tecnología de la Computación en Educación del programa de postgrado de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo, fue invitado el Doctor Fredddy Rojas a dictar la conferencia inaugural, la cual presentamos a nuestros lectores. El Dr. Rojas es uno de los pioneros en la creación de los programas del uso de las tecnologías en el ambiente educativo al nivel de postgrado, desempeñándose actualmente como coordinador de la Especialización de Informática Educativa de la Universidad Simón Bolívar.

Email: jzambra@uc.edu.ve

http://face.uc.edu.ve/webunidad

LA FORMACION DOCENTE EN LA ERA TECNOLOGICA

Dr. Freddy Rojas Velásquez

Universidad Simón Bolívar

frojas@usb.ve

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) continúan estimulando cambios significativos  en la sociedad actual. Los hechos socio-culturales de cada rincón de la humanidad llegan a la velocidad de la luz a cualquier espacio del globo terráqueo. La economía de los pueblos es también sensible a los cambios que se transmiten por esta vía. La industria y el comercio navegan a través de ellas por espacios virtuales para alcanzar sus objetivos. La acumulación de la información (hechos, datos estadísticos, etc.) sobre cada uno de estos fenómenos fluyen a velocidades indescriptibles por la llamada autopista virtual de la información. Se trata de un hecho que está ahí, en medio de todos los sectores de la sociedad.

            Quizás, lo que más llama  la atención es la incidencia de las TIC, no sólo en la captación de la información, en su almacenamiento y distribución, por una parte, sino también  en la manipulación de las mismas en el sentido de control de la actuación del individuo  en la sociedad.

            Algunos llaman a las TIC  nuevas tecnologías, no obstante, debemos tener presente que en este ámbito, lo que hoy es nuevo, en pocos días ya deja de serlo  y el calificativo de nuevo  no pareciera ser tan adecuado. Por ejemplo, la TV y el video que de manera aislada o compartida se usan todavía con frecuencia, tienen unos cuantos años en el ambiente comunicacional. En tal sentido preferimos aceptar, de manera genérica, la expresión  TIC.

            Entre las características esenciales que distinguen a las TIC encontramos algunas como:  

1.         Rapidez en la transmisión. Son capaces de transmitir la información al mismo tiempo que se genera.

2.         Carácter global. La información transmitida alcanza cualquier rincón de la geografía.

3.         Permiten el  enriquecimiento  de la información.

4.         Facilitan la  mezcla de  diferentes códigos lingüísticos.

5.         Permiten una mayor interactividad con la información, facilitando los enlaces necesarios para complementarla, enriquecerla o seleccionarla.

6.         Pero quizás, lo más interesante,  es su amplia capacidad de ofrecer al usuario una interacción con los sistemas permitiéndole que se convierta  en un interlocutor activo con la información recibida.

            Desde los mediados del siglo XX, a medida que estas tecnologías avanzaban se fueron incorporando  a diferentes sectores de la sociedad . En particular el sector educativo vio en ellas un recurso valioso.

Las TIC como un soporte educativo

Recuento histórico

            Un breve recuento histórico-cronológico  de la incorporación de las TIC en educación, basado en las propuestas ofrecidas por la UNESCO desde su creación, podría ilustrar este desarrollo.

            Iniciamos nuestro recorrido en Colombia (1948) y en Irán e  Irak (1953) donde se llevaron a cabo los primeros programas educativos radiales. Norman Mc Laren, en 1949, elaboró un valioso programa con filminas en educación para la salud en  China. A comienzos de 1953, la BBC de Londres inicia la elaboración programas educativos utilizando la TV. En 1960, a partir de la resolución de la UNESCO  de fomentar el desarrollo  y uso de nuevos métodos y técnicas  en educación, se promueve la producción de un amplio espectro de programas. Es la década donde se reúnen los espacios comunicacionales con propósitos educativos. Se cierra esta etapa en 1969, con la creación de la Open University en el Reino Unido. La década de los setentas destaca por el lanzamiento de  varios proyectos significativos utilizando la radio y la TV especialmente en países como Senegal, Costa de Marfil, Tailandia, India y Haití. En ese período se lleva a cabo el primer Congreso de «Computer in Education» organizado por la UNESCO en Amsterdam.

            La incorporación tecnológica  se acentúa en las próximas  décadas. Durante 1972 surge el decreto que permitía el uso libre, vía satélite, de información educativa e intercambio cultural. En  1984, se inaugura en la India  un proyecto para la educación de adultos financiado por la Naciones Unidas. Posteriormente, en 1989, se lleva a cabo el Primer Congreso  Internacional de Educación  e Informática organizado por la UNESCO   en París. En 1993, se proclama  la propuesta universal  sobre el «Aprendizaje sin fronteras» donde se inicia la producción en serie de los primeros CD-ROMs destinados a  temas educativos, al mismo tiempo que se establece  un convenio de cooperación  entre la IBM y la UNESCO para promover el uso de la tecnología informática en educación. Cierran esta etapa dos  eventos de trascendencia: el Segundo Congreso  Internacional sobre «Educación e Informática», en 1996 y el Seminario «El rol y posibilidades de la educación a distancia», en 1997, ambos  se llevaron a cabo en Moscú.

            Estos  eventos reafirman que ... Las tecnologías de la información representan la llave de los elementos  para los cambios del mundo. Y destacan que, ante esta situación, las decisiones sobre su aplicación deben tener como objetivo  mejorar la calidad de la educación para todos, capacitando a los profesores que llevan a cabo el rol de guía y mediador en el proceso de aprendizaje de sus alumnos.

            Este breve recuento histórico nos ofrece  una visión panorámica  de la incorporación de diferentes herramientas tecnológicas  en la segunda mitad del siglo XX.

Antesala del año 2000

            Ubiquémonos ahora en la antesala de año 2000. El mundo desarrollado invierte millones de dólares en investigaciones tecnológicas utilizadas para mejorar su educación. Ya es común, en muchas universidades, la instalación de redes  y de terminales en aulas y oficinas. La conexión  a Internet  y el acceso al campus universitario vía satélite. La infraestructura es cada vez más necesaria y menos costosa. Bates (1997) de la  Universidad of British Columbia, en Canadá, destacaba que el 40% de las casas de familia en ese país tiene computadoras, el 10% está conectado a Internet y  70% de los estudiantes de pregrado  ya tienen cuenta en la red.  Una encuesta de la IBM encontró que el 60% de los estudiantes universitarios de USA necesitan de la computadora. En general, estiman que en cuestión de cinco años, tanto en Canadá como en USA, todo estudiante universitario deberá usar computadora  e Internet en su carrera. Al mismo tiempo, las web educativas inician una etapa significativa  en el diseño instruccional de los aprendizajes. Esta vertiginosa carrera ha hecho que la Universidad reoriente su política.

            Pero  ... ¿Cuáles son las implicaciones reales de cambio en las políticas para la  gestión educativa? Citaremos algunas de las más importantes. En primer lugar la posibilidad de ampliar el ámbito educacional, la atención a un número mayor de estudiantes especialmente aquellos que se encuentran lejos de los centros de aprendizaje. Se trata de una perspectiva que sustenta que la sociedad debe atender las necesidades básicas educativas que demandan los pueblos y que no pueden ser atendidos por los sistemas educativos convencionales. Luego, un cambio de paradigma en las estrategias de  enseñanza-aprendizaje y por ende, en la planificación. No menos importante son las implicaciones  en la formación de una generación de educadores capaces de diseñar nuevos modelos de estructuras educativas,  quienes deben conjugar la sinergia necesaria que se establece entre la tecnología y las diferentes propuestas para enseñar. El acercamiento a un mayor  intercambio entre instituciones educativas reduce las fronteras del mundo, en especial cuando se habla de temas de interés para la humanidad como el problema ambiental y la economía. En definitiva la gran facilidad de acceso a la biblioteca virtual.

Diagnóstico  de la situación actual

            Cada vez más, en los países desarrollados, la exigencia del dominio computacional es una realidad. Por ejemplo, se estima que la relación computador/estudiante en las escuelas estadounidenses en los 12 primeros cursos del sistema escolar, es de 1:6. Al mismo tiempo, para el año 2000, según la UNESCO (1998) en ese mismo país,  se exigirá conocimientos de informática en el 60% de los puestos de trabajo. No se dispone de otros datos fidedignos, pero la realidad nos dice que  la tendencia  es creciente.

La aparición de INTERNET, que surge en el año 69 entre cuatro universidades americanas es, hoy en día, una verdadera autopista de información, y en la actualidad, desde cualquier lugar del mundo, una escuela se puede conectar para accesar (discúlpenme este nuevo neologísmo informático) referencias, es decir, estamos ante la gran biblioteca virtual. Para ello sólo necesitamos una micro con sus programas y una línea telefónica. Según datos de la UNESCO (1998), el número de anfitriones de INTERNET en el mundo ha variado de 2.000 millones en el 1993 a 20.000 millones en el 1998. Un dato interesante es el siguiente: entre los años 1981 y 1989 sólo se tenían registrados alrededor de 135.000 servidores, y entre el año 1990 y 1997 se incrementó a 20.000.000 de servidores. 

            Si nos ubicamos en el hardware y en el software encontraremos que el avance  tecnológico es tan vertiginoso que el potencial de una microcomputadora de hoy es equivalente a las grandes computadoras del año 85. El perfeccionamiento del almacenamiento de textos, imágenes y sonidos en los discos compactos es cada vez mayor. La facilidad de interacción  a través de íconos ha hecho más amigable la máquina  y la capacidad de intercomunicación entre los usuarios es ya otra realidad.

Posiciones ante las TIC

            Existen dos posiciones extremas relacionadas con las tecnologías de la información y de la comunicación. Por un lado, se expresa que estas tecnologías están invadiendo los diferentes estratos de la sociedad en forma negativa. Se dice, por ejemplo, que la televisión cambia nuestra manera de pensar, que invade los hogares destruyendo los valores  heredados de las generaciones anteriores. Como expresa Postman (1991) [Postman, Neil, Divertirse hasta morir Barcelona: Ed. de la tempestad] al referirse al síndrome de Frankistein «los hombres creamos una máquina con un fin definido y concreto, pero una vez construida descubrimos que la máquina tiene ideas propias, es capaz de cambiar nuestras costumbres y nuestra manera de pensar ... este descubrimiento lo realizamos horrorizados algunas veces,  angustiados normalmente y sorprendidos en todos los casos»

            Por otro lado,  se piensa que la tecnología es la panacea universal. Con ella la sociedad podrá dale respuesta a todos sus problemas y ello nos conducirá a un mundo feliz.

            Pero la realidad no es ni lo uno ni lo otro. La tecnología está hecha por hombres  y utilizada por hombres. En sí misma, no es ni buena ni mala. La televisión, la computadora, internet, son desarrollos tecnológicos de un gran potencial educativo en la sociedad moderna, y es con esta intención que debemos reflexionar continuamente para hacer de ellas un valioso instrumento educativo.

            No obstante, pareciera que todavía prevalece en algunos sectores una duda ¿sustituirá la computadora al maestro en la escuela?

            A manera de anécdota quiero traer a colación la famosa computadora «Deep blue» de IBM. En mayo de 1997, la noticia impactó al mundo. «Deep blue» había derrotado al campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov. Ante esta situación Bill Gates afirmó que con este hecho sólo se demuestra la capacidad de los programadores de insertar miles de millones de diferentes posibilidades de jugadas, pero nada tiene que ver con la capacidad de razonar.

Situación actual de la educación

ante las TIC

            A nivel internacional se observa que existen algunas dificultades en las diferentes regiones del mundo relacionadas con la carencia de infraestructuras básicas para incorporación de  las TIC al proceso de enseñanza - aprendizaje. Por otra parte, es evidente que la tecnología está distribuida de manera desigual  entre los diferentes estratos de la sociedad, a nivel de los hogares y de las escuelas. También se observa que aunque los costos bajan en forma relativa debido a la alta competencia, para un sector de la sociedad su adquisición no parece estar entre sus prioridades.

            Además de estos aspectos, asociados al poder adquisitivo de las diferentes sociedades, existen otros asociados a la cultura o creencias de los entes involucrados en le proceso educativo. Por ejemplo, hubo experiencias anteriores a la  década de los setentas que auparon a la tecnología como una panacea pero la realidad llevó a muchos a una decepción generalizada. Por otra parte, en muchas instituciones  se ha ido incorporando la tecnología  sólo a nivel de artefacto, pero todo se ha quedado ahí, porque no se ha preparado simultáneamente para su uso.

            No obstante, ¿debe  la educación estar de espalda ante este hecho tecnológico que nos  invade? Al analizar las dificultades que se no presentara anteriormente, vemos en primer lugar que los costos son cada vez más asequibles y ya son comparables a cualquier artículo electrónico de uso doméstico. Por otro parte, las políticas de estado para el desarrollo de la educación deben incorporar esas herramientas de manera natural, y es ahí en la escuela donde se iniciará ese cambio cultural. En relación a la segunda objeción, es conveniente recordar que ningún sector le dará importancia hasta que no descubra como usar correctamente  las TIC. ¿Qué ocurriría con el sistema bancario nacional si el escepticismo de algunos gerentes no hubiesen permitido la incorporación de estas tecnologías al sistema? La recomendación sería no llenarse de equipos sin la preparación adecuada. En definitiva, ¿Podría un país alcanzar su desarrollo social aislando  a la escuela de este recurso?

            En este momento histórico nuestra educación debe orientarse hacia un cambio de paradigma. Pero esto no sería posible si no se atienden   los elementos que conforman este sector.

Es cierto que nuestro país no puede compararse con otras realidades. Que la  educación  debe profundizar nuestros problemas. Vivimos en un espacio geográfico privilegiado. La realidad, según INTERNET, es que la población  venezolana, menor de 19 años, se ubica en un 42%. Una de las más jóvenes del mundo. Nuestras riquezas materiales son incalculables. Entonces, ¿cuál es verdaderamente nuestro problema? Desde mi punto de vista, el Hombre, su conducta, su conciencia social, su identidad cultural, para consigo mismo y con su entorno. He aquí nuestra primera misión como educadores: formar para incrementar más nuestra maltratada  autoestima y los valores que subyacen en el ser venezolano. Desarrollar en él todo ese potencial humano para el bien social, donde prevalezca la justicia y la equidad. La misión parte de la familia pero se acentúa en la escuela, en el liceo y en la Universidad.

            En la 45a (Cuadragésima quinta) reunión de la Conferencia Internacional de Educación cuyo tema fue «Fortalecimiento de la función docente en un mundo cambiante», que se llevó a cabo en Ginebra, 1996, los suecos destacaron que «la escuela debe preparar a los jóvenes para una realidad de la que el ordenador  es parte integrante, y que  al término de los estudios deberán estar en condiciones de utilizar la tecnología de la información ... Si la escuela no generaliza las tecnologías de la información y las integra en el proceso didáctico y si los métodos empleados para buscar información dentro y fuera de la escuela son demasiados diferentes, ésta acabará por sufrir una  crisis de legitimidad». 

            Destaca también el hecho de estar al día en el desarrollo del quehacer educativo. Existe un conflicto entre anacronismo y contemporaneidad, en tal sentido Mayz Vallenilla (1984)  enfatiza que es una exigencia incondicional de un proceso educativo  su necesaria contemporaneidad  «valga decir, el requerimiento de estar a la altura de los tiempos, de nutrirse con problemas actuales y, sobre todo, de ser la expresión del saber vigente ... Una educación que no goce de contemporaneidad es, sencillamente dicho, extemporánea  o anacrónica: esto es,  no tiene utilidad para su mundo ... y por lo tanto debe ser desechada por inservible, improductiva e ineficaz.»

            Ante esta dos comentarios observamos que es necesario una seria revolución académica y tecnológica en los programas de formación profesional de nuestras universidades, que se oriente  la preparación del contingente de profesionales que atiende a la educación venezolana. Nuestra sugerencia es que debe estar centrado en  conceptos como formar para la vida, desarrollar habilidades, crear conciencia de Patria, profundizar en los conceptos básicos de las diferentes disciplinas y desarrollar una gran destreza para incorporar todo ese desarrollo tecnológico a su ambiente de enseñanza.

            La formación del profesional  para atender la educación

            Todo lo anterior conduce a la siguiente pregunta ¿Cuál debería ser la orientación para la formación del profesional que atenderá la educación de este nuevo siglo?  Sin lugar a dudas, este cambio de paradigma supone un nuevo modo de conocer. Los planes de estudio de formación docente de todas las instituciones de educación superior deben incorporar el estudio profundo de las TIC  como un eje transversal de dicho plan. En tal sentido, urge una revisión profunda que conlleve a que los diseños curriculares e instruccionales deban utilizar las diferentes estrategias tecnológicas  en forma natural  y no como una actividad artificial forzada  que se lleva a cabo en forma inadecuada.

            Partimos de que los diseños curriculares,  a nivel de pregrado, están conformados por ejes longitudinales de formación básica, general, profesional y especializada. A través de  estos cuatro ejes se ubica el tecnológico, pero no de una manera aislada, sino inserto como una herramienta de trabajo que los enriquece en cada momento (ver grafico 1). Por ejemplo, en el área de formación básica, el futuro profesor debe ir incorporando elementos que le permita enriquecer conocimiento  a través de consultas interactivas en bibliotecas virtuales. En las áreas de formación pedagógica y profesionales puede ir incorporando el uso de formatos instruccionales para el diseño de instrucción y de materiales didácticos. En la formación especializada, como en las áreas de las ciencias naturales, puede incorporar consultas vía internet. Diseño de modelos que explican  fenómenos biológicos, químicos o físicos.
 

Existen en los actuales momentos, programas de todas las áreas del conocimiento, dirigidos a los diferentes niveles de la escuela básica y media: programas de lectura, de matemática, ciencia, arte, historia. Pero su diseño y utilización sólo podrá estar bien concebido cuando los educadores estén suficientemente preparado para ello.

Esta propuesta, por extensión, también se aplica a los programas de postgrado dirigido a la formación de educadores. En esta oportunidad se inicia en este recinto universitario un programa orientado  hacia ese fin.

Enhorabuena, nuestro deseo es que de este semillero surjan líderes, conductores de la educación de este nuevo siglo.

Estimados colegas, o tomamos la decisión de afrontar el reto o nos estancaremos en  viejos esquemas.  El porvenir de la Patria está en manos de los cambios de paradigmas educativos que se  incorporen en las escuelas del presente.

www.revistacandidus.com
© Copyright 2000 CERINED, ONG