Editorial

 

EDUCACIÓN CRITICA Y CRITICA DE LA EDUCACIÓN. Evaluar de forma crítica las normas, creencias y hábitos que rigen nuestras sociedades y defender el derecho a la igualdad de las personas y a la emancipación de los pueblos quiza despida, en esta época de liberalismos a ultranza, un cierto sabor a rancio. No en vano la década de los  ochenta ha difundido hasta la saciedad el mito del crepúsculo de las ideologías y , al compas del descrédito de las utopías sociales, ha proclamado a diestro y siniestro la bondad del mercado y de la libre competencia que están en el origen de la radical desigualdad, insolidaridad y discrimacion de las formas de vida en las sociedades contemporáneas.

De ahí la conveniencia de seguir enarbolando en la educación las armas de la crítica y de evitar esa asepsia y esas rutinas tan habituales en la vida escolar que no son sino la antesala de la sumisión y del cinismo. Y de ahí la urgencia de volver a las andadas y de fomentar prácticas educativa orientadas no sólo al cambio de la escuela sino tambien, y a la vez, a pensar ( y a hacer) el mundo de otra manera.

En tiempos de reformas educativas como las actuales , en las que se producen innegables avances con respecto al pasado, conviene sin embargo evitar el espejismo de los discursos y de las estadísticas y alertar sobre los riesgos que entraña el abandono de las actitudes de resistencia frente a quienes ostentan la hegemonía en nuestras sociedades  y tienen el privilegio ( y el poder) de decidir sobre la vida de las personas. Una educación crítica   no debe soslayar una crítica de la educación orientada a poner de relieve el modo en que la escuela contribuye  a la seleccion social y a la conservación de las formas de vida de una sociedad de clases que, bajo la seduccion espectacular de los objetos, oculta las estrategias de la sumision de los sujetos.

Porque en educación el éxito y el fracaso escolar, no sólo dependen del acierto o desacierto en la eleccion de los métodos de aprendizaje, en este número de SIGNOS, abordamos de forma monográfica la reflexion crítica sobre asuntos tan relevantes como el papel de la educación en la transmision de las ideas y en la formación de las conductas , el ambiguo significado de la democracia en nuestras sociedades , el auge de las corrientes neoliberales en la actual coyuntura  educativa o la diversidad cultural y social en las escuelas. De esta manera , y desde estas páginas, deseamos fomentar una indagación crítica y pluralista sobre los escenarios educativos y sobre sus contextos sociales con la esperanza de contribuir así a mejorar la racionalidad y la justicia de nuestras prácticas pedagógicas.