Un debate que vale 5.000 millones (de dólares)

Mientras aquí, en España, muchos educadores desesperan por conseguir un ordenador y una conexión a Internet para sus aulas, sus colegas del país más rico del planeta se interrogan sobre la experiencia acumulada tras años de aplicar las tecnologías de la información . Un proceso de reflexión crítica del que tal vez tengamos algo que aprender .

Sin duda, un país como Estados Unidos, que invierte casi 5 . 000 millones de dólares al año en aplicar las tecnologías de la información a sus escuelas, necesita saber si esos recursos garantizan un retorno; pero, como se sabe, la noción de retorno es difícil de medir en la educación . Resulta imposible cuantificar las ventajas objetivas que aporta a la enseñanza la incorporación de la informática e Internet . “Mu-chos contribuyentes que pagan cada año la factura del cableado de escuelas se preguntan si esa inversión es verdaderamente rentable”, editorializa el Wall Street Journal .

Uno de los más completos análisis de la rentabilidad que puede esperarse del proyecto de conectar todas las escuelas públicas americanas a Internet se encuentra en el estudio Connecting K-12 Schools to the Information Superhighway, elaborado a petición del gobierno federal por la consultora McKinsey .

Por su parte, la revista Education Week publicó re-cientemente un estudio The Learning Connection: Schools in the Information Age, patrocinado por la Benton Foundation, cuyas conclusiones resume así: “las actuales innovaciones tecnológicas tendrán escasos efectos sobre la educación si las escuelas las adoptan sin construir su propia infraestructura humana” . Afirmación que coincide con la de un panel de expertos que elaboró un exhaustivo informe para la Casa Blanca: “Las inversiones en hardware, re-des, software y contenido que se recomiendan en este informe serán un despilfarro, si los maestros no reciben la preparación y el soporte que necesitan para integrar eficazmente las TI en su actividad docente” .

“Incluso los más entusiastas defensores de las redes informáticas en la educación admiten —subraya la Benton Foundation— que los problemas técnicos, una formación inadecuada y la escasez de tiempo que los maestros pueden dedicar a la integración de la tecnología y el currículum son factores que, combinados, pueden frustrar los sueños de puesta al día del sistema educativo” . El estudio enumera cinco grandes cuestiones a considerar: calidad del contenido de Internet, reforma del currículum, evaluación del aprendizaje, equidad en la disponibilidad de la tecnología, implicación de la comunidad .

Un libro de moda entre los educadores de Estados Unidos es “Failure to Connect: How Computers Affect Our Children´s Minds” [ Simon & Schuster, 352 pp . ] . La autora, psicóloga y educadora, fue durante años directora de escuela y adquirió reputación como autora de “Endangered Minds”, un libro acerca de la televisión y sus efectos sobre los niños . Healy no se considera para nada una tecnófoba: “Tenía grandes esperanzas puestas en los ordenadores —escribe— pero he sufrido una gran desilusión . Con la tecnología en la educación hemos dado un salto prematuro . Es una idea que se ha apoderado de la con-ciencia del público, ayudada por la promoción masiva de productos informáticos que influye no sólo a los padres sino también a los niños desde temprana edad” .

Healy está convencida de que la tecnología hace maravillas con los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje, y describe interesantes experiencias en ese campo, pero critica la ligereza con que se ha etiquetado y aceptado mucho software sin duda entretenido pero de dudoso valor educativo, un mercado bautizado como edutainment y que crece a ritmo vertiginoso . Asimismo —dice la autora— no se ha reflexionado suficientemente sobre el riesgo de introducir demasiado pronto a los niños en el uso de los ordenadores, algo que en los casos descritos en el libro conduce a interferir ( y no a acelerar, como se pretende ) con el desarrollo de otras habilidades motoras y de pensamiento lógico .

Más específicamente, el papel de las TI en la enseñanza de las matemáticas es el tema de otro estudio, Does it Compute ? , también publicado en Education Week . Según sus conclusiones, los estudiantes que usan ordenadores para simulaciones, medición de variables o aplicaciones donde se trata de manipular y analizar datos, obtienen un rendimiento a-cadémico muy superior; en cambio, en los cursos inferiores, donde se pretende que aprendan matemáticas jugando, los resultados no mejoran la enseñanza convencional .

“Cuando los ordenadores se usan para ciertas tareas que implican un alto grado de conceptualización, y cuando los educadores están capacitados para orientar el trabajo de sus alumnos, parece evidente que se obtienen significativas ventajas en el aprendizaje de las matemáticas”, concluye el estudio, que en definitiva aporta argumentos utilizables por ambos bandos del debate y que, por tanto, no deja conforme a casi nadie .

Son reflexiones que raramente se escuchan en nuestro país . Quizá merece la pena promoverlas como tema de debate, mientras esperamos que las autoridades educativas abandonen la cicatería con que suelen abordar el asunto de las TI en la educación .

En los últimos meses, un estudio sobre la enseñanza de las matemáticas llamado “Does It Compute”, y el libro de Jane Hely “Failure to Conect”, han contribuido a avivar una polémica que, se diga lo que se diga, no ha hecho más que empezar . El estudio de los mismos y, sobre todo, la aceptación muy rápida de un software muy divertido pero poco educativo . La ausencia de reflexión sobre asuntos tan capitales como cuál es la mejor edad para introducir a los niños en el ordenador, es sólo un ejemplo que avala su tesis de que hay un apremio social para introducirlos en los ordenadores, sin evaluar las ventajas y los inconvenientes de un sistema que afecta horizontal y verticalmente a la educación .

Tanto la prensa escrita diaria como revistas como SalonMagazine salonmagazine . com se han hecho eco tanto del estudio, considerado por mucho pedagogos como un aporte básico y nuevo para conocer mejor el terreno en el que se mueven, como del libro de J . Healy . También en un do-cumental, net . learning, Neil Postman, analista tecnológico de la educación, habla del error que puede llegar a suponer la falta de contacto entre profesor y alumno, en un contexto en el que las nuevas tecnologías sólo vienen a complementar o suplir los fallos del sistema educativo . Los responsables del documental critican también la presión tecnológica que se está ejerciendo sobre maestros y alumnos . Esta presión está muy presente en las universidades, en las que ya se habla de la necesidad de crear hornadas de nuevos profesores más acorde con los nuevos tiempos tecnológicos . Mientras llega, a los que ahora trabajan en ellas casi obligando a colocar sus programas en la Red, con lo que muchos de ellos siente que su labor se menoscaba día a día .

Un debate político de este calado, afecta, como no podría ser de otro modo, a los políticos profesionales . Hay un consenso entre republicanos y demócratas a favor de llevar tanto tecnología a alumnos y profesores como sea posible, y las diferencias ideológicas no son evidentes . Los asuntos dinerarios son usados por unos y otros con matices muy difusos . Los incentivos fiscales de los conservadores por la compra de ordenadores, llega en Texas al extremo de pensar en la sustitución de libros por ordenadores porque, a la larga supondría un ahorro para el sistema educativo cada vez más depauperado .

Pero son los liberales los más que . . . Clinton y Gore han empezado aproponer una posición conservadora de la tecnología . Diferentes visiones del parendizaje, es abierta y sin final oe s un dominio de conceptos y conocimeintos, los cd y software son buenos para apor-

tar inforamción, pero no tan buenos para clarificar sus significados, ni para llegar al fianl del significado . Los conservadores, preparenlo para el trabajo, no hablen sobre cuestiones ideológicos .

Algunas direcciones de interés

--------------------------------------------

US Dept . of Education . Office of Educational Technology www . ed . gov/Technology

Panel on Education Technology . White House www . whitehouse . gov/WH/EOP/

OSTP/NSTC/PCAST/k-12ed . html

The Learning Connection . Benton Foundation www . benton . org/Library/Schools

Education Week www . edweek . org

Connecting K-12 Schools to the Information Superhighway cavern . uark . edu/mckinsey

Confronting Technology www . public . iastate . edu/~lmonke/

main . html

The Well Connected Educator www . gsh . org/wce



 Piedad Bullón. [01/02/1999 ]