Las redes ciudadanas se replantean su papel en el mundo

Originarias de Estados Unidos, las freenets o redes ciudadanas han entrado en una fase de profundos cambios . Ante las vertiginosas innovaciones de Internet, su supervivencia podría significar su apertura al mundo empresarial, como aseguró Amy Borgstom durante la segunda conferencia europea de redes comunitarias celebrada del 9 al 11 de julio en la Universidad Politécnica de Catalunya .

Las redes ciudadanas interesan . Sirva de muestra el elevado número de entes implicados en la organización de esta conferencia: la European Alliance for Community Networking ( alianza europea de redes ciudadanas ) , en cooperación con el consorcio Telecities, el proyecto Epitelio ( desarrollado por el área de Ciudades Digitales de CANET la UPC ) , European Digital Cities, la Internet Society y la Association for Progressive Communications ) . También ha contado con el patrocinio del ayuntamiento de Barcelona, LocalRet, la Fundació Jaume Bofill, Cable i Televisió de Catalunya y la Diputación de Barcelona .

La conferencia ha pretendido reflexionar sobre el papel de las redes ciudadanas y freenets en el desarrollo de las ciudades digitales en un momento en el que confluyen en Internet numerosas iniciativas privadas y públicas que definen espacios locales en la Red . El evento concluyó con la reunión general de la alianza de redes ciudadanas europeas .

“Las redes ciudadanas están muy retrasadas”, explicó Artur Serra, director de Bcnet, red ciudadana de Barcelona, y coordinador de proyectos del CANET ( UPC ) . “Funcionan donde hay un movimiento cívico y los ayuntamientos deberían convencerse de que lo importante no es ofrecer sitios Web sino en llegar a los ciudadanos y hacerlos participar” . En su opinión, su papel no debería basarse tanto en dar acceso gratuito a la Red sino en ofrecer contenidos . “Catalunya es un buen modelo y experiencias como Raval Net, en un barrio marginal de Barcelona, son muy positivas” .

Garth Graham, de Telecommunites Canada, opina que en su país se había prometido un diálogo nacional sobre el acceso universal a Internet, “pero finalmente no ha tenido lugar” . Como explicó, en Canadá existen dos modelos sociales con opiniones contrarias e incompatibles sobre cómo debe ser ese acceso universal . El modelo de mercado está alejado del concepto de autopistas de la información “y se basa en la economía basada en el conocimiento”; en el modelo de redes sociales el gobierno ha jugado un rol de regulador . Ante esa problemática, Graham considera imprescindible redefinir el papel y objetivos de las redes ciudadanas como un espacio público compartido donde elaborar nuevos valores sociales .

Por su parte, Douglas Schuler, de Seattle Community Network, observa como muy estimulante hablar de redes globales de redes comunitarias . En su opinión, existen signos esperanzadores, pero también que desaniman . En este sentido, resaltó la importancia de aumentar la localización de estos servicios electrónicos: “Si hay algo que funciona puede o no hacerlo en otra parte”, dijo .

Retos

Para Amy Borgston, presidenta de la US Association for Community Networking, el reto principal al que se enfrentan las redes comunitarias en Estados Unidos es su sostenibilidad . A pesar de ello, observa una tendencia positiva: “Existe mucha gente interesada en enlazar con otros y ayudar a los demás . La gente se reúne para aprender, resolver problemas o aprovechar oportunidades” . Las redes comunitarias americanas, manifestó, pueden ser muy diferentes: en algunas prima el contenido comunitario, que está organizado de forma y categorías distintas según los intereses de la comunidad; en otros casos es más importante ofrece el acceso a la Red y, en un tercer caso, el papel primordial es prestar formación y apoyo . Sin embargo, Borgston piensa que el contenido es irrelevante sin que exista un PC conectado y que los usuarios sepan utilizarlos . Y es de esta forma que la gran mayoría están orientadas a proporcionar acceso al correo electrónico .

En perspectiva, mucho han cambiado las cosas en Estados Unidos desde que surgieron en los años 70 las primeras redes comunitarias . En sus pasos iniciales las denominadas “freenet” ofrecían prestaciones muy limitadas por la tecnología existente en aquellos momentos . En los años 80-90, el Web y los interfaces gráficos podrían significar “la sentencia de muerte de las redes comunitarias”, como especificó parafraseando a Kowarski .

Quizá fue algo que estuvo a punto de producirse en 1993, cuando tras la primera conferencia nacional de redes comunitarias la antigua asociación cerró sus puertas . “Es un movimiento contradictorio”, proclamó Borgstom, “porque hoy día existen entre 300 y 350 redes; la misma cifra que hace cuatro años” . El crecimiento estancado de este tipo de servicios ciudadanos electrónicos es preocupante, sobre todo si se tiene en cuenta que Estados Unidos ha pasado de uno a 50 millones de internautas . “Siempre surgen nuevas redes comunitarias, pero también se acaban otras”, cuenta .

La presidenta de la asociación americana es realista: las redes comunitarias son vulnerables . Para preservarlas de su, sino completa, posible desaparición sugiere la conveniencia de convertir estos sistemas electrónicos “en algo menos marginal, en los que se aplique un modelo empresarial” . La falta de financiación es un problema, pues, por resolver . Y la gestión, también . Sólo las redes de mayor éxito disponen de líderes carismáticos muy conectados con su comunidad . Sin embargo, algo está cambiando: “Cada vez se solicitan más licencias como empresas responsables y menos como asociaciones sin ánimo de lucro”, dijo . Eso no quita ara que alerte sobre el elevado interés de grandes compañías “como American Airlines o Microsoft” por entrar en el mundo de las redes comunitarias . “Las redes comunitarias”, asegura Borgstom”, deberán actuar como empresas y buscar un nicho de mercado” .

¿ Son muy diferentes las redes comunitarias en Asia ? En un reino tecnológico como Japón estas organizaciones también surgieron hace bastantes años . Prueba de su éxito son las más de mil redes existentes . Coara, una de las redes pioneras, “permite que cualquier persona pueda hablar con otra”, explica Azumi Aizu, creador de varias redes comunitarias en varios países asiáticos . Como sucede en otras regiones, los objetivos de las organizaciones varían: en algunos casos prima más conseguir información; en otros, introducir programas sociales o de ayuda al desarrollo económico . Por ejemplo, fueron fundamentales en el trágico terremoto de Kobe para organizar la ayuda exterior .

En Australia, donde las distancias que separan las poblaciones se miden en miles de kilómetros, existen más de cien comunidades lingüísticas . En este caso, el reto de las redes ciudadanas consiste más en llevar los beneficios de las redes comunitarias a las zonas menos privilegiadas, afirma Ken Young .

Fomentar el desarrollo

De la misma opinión es Leandro Navarro, de la Asociación para el Progreso de la Comunicación ( APC ) , quien considera primordial la existencia de redes comunitarias en los países en vías de desarrollo . Este ente internacional presta soporte a organismos como las ONG, “y, cada vez más, a redes de personas, porque tiene más valor la comunicación local que la internacional”, indicó Navarro . Si antes estaba enfocada en proporcionar comunicaciones económicas a las más de 50 . 000 ONG existentes en el mundo, la APC ahora también procura promover actividades y contenidos y prestar soporte técnico y formación en el uso de la Red .

En España, gran parte de las experiencias de redes ciudadanas se han concentrado en Catalunya: Tinet, en Tarragona; Sants-Monjuic, Raval Net, 9 Barris Net, BCNet, VallésNet y Callús, en Barcelona, son algunas de las más importantes . Los proyectos comienzan a proliferar por el país: Cuenca, donde se celebra del 9 al 11 de septiembre el primer encuentro nacional de redes ciudadanas españolas, es una buena muestra . También tienen su oportunidad en las zonas rurales . Para algunos, las redes ciudadanas sólo se circunscriben a las zonas urbanas . Las telecomunicaciones son precisamente un instrumento fundamental en el desarrollo de los núcleos dispersos, donde acceder a la información era, hasta hace bien poco, complicado y caro .

Este es el caso de un proyecto desarrollado a tres bandas en las comarcas de Els Ports ( País Valencià ) , el Lluçanés ( Osona ) y el Cardener ( Bages ) . Durante seis meses se ha celebrado un curso a distancia para la formación de dinamizadores telemáticos . “En las zonas rurales es donde las nuevas tecnologías pueden contribuir más decisivamente en un equilibrio territorial y un desarrollo más sostenible”, dijo Roc Messeguer, del Centro de Estudios de Els Ports . Como conclusión, Messeguer considera que estas experiencias podrían evitar la exclusión social de los individuos .

Direcciones de interés sobre las freenets

-------------------------------------------------- --------

Raval Net www . bcnet . upc . es/ravalnet

BCNet bcnet . upc . es

Tinet www . fut . es

Red ciudadana de Cuenca www . epitelio . org/cuenca

I Encuentro Nacional de Redes www . epitelio . org/cuenca/encuentros

Ciudadanas españolas

9 Barris Net www . bcnet . upc . es/9bnet

National Public Telecomputing Network www . nptn . org

Canadian Community Networks www . freenet . mb . ca/freenets/canada . html

A . I . Re . C . ( Association for Informatics and wrcm . dsi . unimi . it

Civic Networking )

De Digitale Stad Amsterdam ( DDS ) www . dds . nl



 Joan C. Ambrojo. [01/09/1998 ]