¿Cómo evaluar la Educación Física en Primaria?

Una propuesta a través del juego.


“Tantos hombres, tantos pareceres: cada uno tiene su manera”.

Publio Terencio (185-159 AC) poeta latino.



Resumen

El juego como actividad de enseñanza-aprendizaje presenta unos valores claros y reconocidos. Esos mismos valores son los que nos llevan a plantearlo como una herramienta eficaz para evaluar a nuestros alumnos. Los métodos evaluativos clásicos han obviado algunos campos o ámbitos a considerar, especialmente los dominios cognoscitivos y afectivo-sociales. A través del juego podemos valorar estos campos al mismo tiempo que hacemos más agradable y menos traumática la evaluación al alumnado.


Palabras clave

Evaluación cualitativa, cuantitativa; test, juego, alumno/a.


Introducción

Todo proceso de enseñanza-aprendizaje necesita ser evaluado para constatar su utilidad y su adecuación o no a los objetivos que persigue. En la actualidad las administraciones con competencias en educación insisten en evaluar tanto al alumnado, como al propio sistema educativo.


En Educación Física, tradicionalmente, se ha evaluado el producto; es decir, el nivel alcanzado respecto a las capacidades de los alumnos, dejando de lado el proceso, la progresión seguida.


Hoy día, la división de contenidos en conceptos, procedimientos y actitudes, nos lleva a valorar otros aspectos hasta ahora no cuestionados ni observados dentro del área de Educación Física. Como podemos ver estamos hablando de una evaluación cualitativa frente a un modelo cuantitativo.


No se pretende quitar valor a las escalas, tests, pruebas físicas... utilizadas en la evaluación cuantitativa, pero se puede considerar que con este modelo no se abarcan todos los aspectos a tratar a la hora de evaluar a un alumno/a; nos estamos refiriendo a los campos cognitivos, motor y afectivo-social.


Por lo dicho con anterioridad, y teniendo en cuenta que la etapa educativa que estamos tratando persigue, entre otros objetivos y dentro del área de Educación Física, sentar las bases para futuros aprendizajes, la evaluación cuantitativa no parece tener la validez que tendría en otros campos relacionados con la actividad física, como el deporte y la condición física a determinados niveles.


Desarrollo

Los criterios de evaluación que recoge el Decreto 105/92 de 9 de junio, donde se establecen las enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía, para el área de Educación Física versan sobre:


Este mismo Decreto, en su anexo I, en el apartado donde trata “La Evaluación Educativa” indica que: “... el proceso evaluador debe ser primordialmente un proceso cualitativo... ofreciendo datos e interpretaciones que permitan entender y valorar los procesos seguidos...”. Al mismo tiempo dice: “Esta concepción evaluadora implica la adopción de nuevos criterios de evaluación y la utilización de nuevos y diversificados instrumentos que la lleven a cabo”, proponiendo como tales instrumentos, la observación, entrevista, cuestionarios, debates...


Como podemos ver se suprime la idea de evaluación en un momento puntual a lo largo de la intervención educativa, y la del examen o prueba como único instrumento para realizarla. Siguiendo a Maccario (1982) se trata de una evaluación cuyo objetivo sería verificar las adquisiciones del alumno/a mediante la medición y observación sistemática, para ello se emplearán pruebas construidas en función de las actividades y características de los alumnos/as.


Dentro de los instrumentos de evaluación que podemos utilizar proponemos valernos de los juegos para realizarla. La propuesta de evaluar a través del juego la vamos a clarificar explicando su posible aplicación a través de una de las cualidades motoras coordinativas: el equilibrio.

El test de equilibrio “flamingo” de la batería Eurofit consiste en mantenerse sobre un pie en una superficie de madera de tres centímetros, tomando como medida para evaluar la cantidad de ensayos para mantenerse durante un minuto. Igualmente en algunas de las pruebas del “Primary Motor Ability Test” se evalúa el equilibrio de un modo parecido; es decir en situaciones que no son habituales en los alumnos/as de Primaria en las actividades de Educación Física. Lo mismo ocurre en las pruebas de baterías como la de Ozertski/Guilman y el test de Iowa/Brace.


Como observamos, y a pesar de que no discutimos la validez de este tipo de pruebas para valorar el equilibrio, consideramos que mediante el juego se puede evaluar al alumno/a en actividades que suele realizar y ha practicado, siendo, por tanto, más habituales en ellos.


El citado Decreto 105/92 de 9 de junio (Comunidad Autónoma de Andalucía) señala que: “El juego es una actividad intrínsecamente motivadora y por consiguiente facilita el acercamiento natural a la práctica normalizada del ejercicio físico”.


Al mismo tiempo que nuestros alumnos/as juegan, los educadores podemos valorar, no solo la capacidad sobre la que estamos realizando la evaluación, sino también otros factores como quiénes son los líderes del grupo, grado de participación del alumnado en el juego, los agrupamientos que se realizan, la aceptación o no de las reglas...


Como ejemplos de juegos para evaluar el equilibrio proponemos los siguientes:


JUEGO: Coger manteniendo un disco volador sobre la cabeza.

DESARROLLO: todos/as los/as alumnos/as manteniendo un disco volador en la cabeza se desplazan por el espacio delimitado (½ pista de baloncesto) tratando de no ser cogidos por dos alumnos/as que la quedan y que tratan de tocar a otros/as.

REGLAS:



Ámbito motor

Ámbito cognitivo

Ámbito afectivo y social

  • Anotar las veces que cada alumno/a deja caer el disco.

  • Anotar las veces que la queda cada alumno/a.

  • Estrategias de escape, incitación y retirada, etc.

  • Participación activa.

  • Respeto a las normas del juego.

  • Aceptación de las propias limitaciones y posibilidades.





 

JUEGO: Cazadores cojos.

DESARROLLO: En grupos de 4 a 6 dos se sitúan fuera del espacio con pelotas de foam y los/as demás se sitúan dentro de un espacio limitado por líneas. Los/as que están fuera deben alcanzar con una pelota de foam a los/as que están dentro, lanzándola, pero cuando tienen la pelota en las manos deben ir a pata coja. Los/as que están dentro hacen de conejos y han de ir en cuadrupedia.

REGLAS:


Ámbito motor

Ámbito cognitivo

Ámbito afectivo y social

  • Observar la capacidad de acertar en el lanzamiento en posiciones precarias de equilibrio dinámico.

  • Observar la facilidad para mantener la posición de equilibrio.

  • Comprensión de la regla: balón en las manos = pata coja.

  • Elaboración de estrategias conjuntas para tener más éxito.

  • Interés por el trabajo conjunto, mostrando actitud de colaboración con los compañeros.





 

JUEGO: Ciudad colgante.

DESARROLLO: En el gimnasio, se colocan materiales (bancos suecos, colchonetas finas y gruesas, plintos, trampolines, espalderas, neumáticos, cuerdas colgantes, formando como una ciudad en la que no se puede pisar el suelo. Los/as alumnos/as han de moverse por ella de un lado a otro sin pisar el suelo, y jugar como les apetezca.

REGLAS:

La única regla que existe es no pisar el suelo, ni realizar acciones peligrosas.


Ámbito motor

Ámbito cognitivo

Ámbito afectivo y social

  • Facilidad para mantener el equilibrio sobre diferentes superficies, alturas y tamaños.

  • Capacidad para mantener el equilibrio en situaciones dinámicas.

  • Capacidad para inventar nuevos espacios y formas de juego.

  • Desarrollo de estrategias para solucionar problemas comunes de paso de obstáculos.

  • Mostrar interés por la seguridad propia y de los demás.

  • Capacidad para comportarse correctamente con los compañeros en una actividad semilibre

  • Interés por participar activamente en una actividad no reglada.








 

 

 

 

 








JUEGO: Torito en alto

DESARROLLO: Se reparten por el espacio 5 ó 6 bancos suecos, todos/as se suben a ellos menos dos alumnos/as que la quedan y para salvarse han de tocar a otro/a alumno/a que esté en el suelo. Los que están en los bancos han de ir cambiando de banco sin que los pillen.

REGLAS:


Ámbito motor

Ámbito cognitivo

Ámbito afectivo y social

  • Capacidad de asegurar una posición estable tras una carrera.


  • Estrategias de escape, incitación y retirada, etc.

  • Aceptación de las reglas del juego.

  • Participación activa.




 







JUEGO: Talón-Punta.

DESARROLLO: Por parejas, juegan al coger, cogidos de la mano, mientras dos parejas la quedan. Para que no los cojan pueden hacer dos cosas; correr y escapar ó pararse y con las dos manos agarradas gritar “talón” ó “punta” y quedarse apoyados/as sólo con los talones o las puntas de los pies hasta que otra pareja los salve, pasando por debajo de sus brazos.

REGLAS:


Ámbito motor

Ámbito cognitivo

Ámbito afectivo y social

  • Capacidad de mantener equilibrios estáticos.

  • Adecuar la propia posición a la del compañero/a.

  • Estrategias de escape, incitación y retirada, etc.

  • Discernir el momento de escapar o de pararse en talón o punta.

  • Colaboración con un/a compañero/a para tener éxito en el juego.

  • Aceptación de las propias posibilidades y limitaciones, así como las del compañero/a.

  • Participación activa.




 

 




Podemos observar, que a través de los juegos propuestos no se evalúa únicamente el equilibrio, también se pueden valorar otros aspectos que han quedado mencionados. Los juegos que hemos presentado deberán adaptarse a las edades del grupo clase, así como al espacio, tiempo y material disponible... realizando las adaptaciones necesarias a la realidad del entorno en el que desarrollamos nuestra labor.


Conclusión:

La evaluación cualitativa, al contrario que la cuantitativa, no persigue la valoración del resultado final; no consiste en tomar datos y compararlos con la norma establecida; persigue formar al alumnado, servir como referente para adecuar las programaciones al mismo, ayudando al alumno/a a observar la progresión alcanzada durante el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Como es lógico no consideramos que el juego sea el único medio para evaluar al discente, pero debemos tener en cuenta que es una herramienta válida para observar el desarrollo físico y psicomotor, al mismo tiempo que el intelectual, verbal, socio-afectivo y ético de los mismos.

Por todo lo expuesto, consideramos el juego como una de las bases para la programación de las sesiones de Educación Física en Primaria, siendo de gran utilidad para alcanzar los objetivos que nos proponemos y, al mismo tiempo, como medio para evaluar a nuestros alumnos/as.

 

Bibliografía:



DATOS DE LOS AUTORES:

Pablo Jesús González Peña.

Maestro Educación Física.

Quiromasajista terapéutico y deportivo. Escuela Nacional Bio-Natura. Sevilla.

Maestro de Educación Física (curso 2004-2005) del CEIP “Luis Valladares”, Las Cabezas de San Juan (Sevilla).

Con anterioridad ha trabajado en otros centros de las provincias de Sevilla y Cádiz.

Lleva siete años como Maestro de Educación Física.

En la actualidad tiene 32 años.

TELÉFONOS, E-MAIL DE CONTACTO:

+34 956943052 +34 657597498 PJMJYOL@ONO.COM

DIRECCIÓN DE CONTACTO:

Pablo Jesús González Peña

Avda. Al-Andalus 12, 7ºA

11100 San Fernando (Cádiz)

ESPAÑA



Mario Paredes Costales.

Maestro Educación Física.

Entrenador Superior de Baloncesto. Federación Española de Baloncesto.

Masajista deportivo. Hospital Infanta Luisa. Sevilla.

Maestro de Educación Física (curso 2004-2005) del CEIP “Nª Señora de Guaditoca”, Guadalcanal (Sevilla).

Con anterioridad ha trabajado en otros centros de las provincias de Sevilla y Almería.

Lleva seis años como Maestro de Educación Física.

En la actualidad tiene 33 años.

TELÉFONOS, E-MAIL DE CONTACTO:

+34 954162060 +34 615044535 andaniz@eresmas.com

DIRECCIÓN DE CONTACTO:

Mario Paredes Costales

c/ Camino del Solís 30

41950 Castilleja de La Cuesta (Sevilla)

ESPAÑA


Autores:


Pablo Jesús González Peña. Maestro de Educación Física

Mario Paredes Costales. Maestro de Educación Física