ESTUDIANTES CON PROBLEMAS ATENCIONALES: TECNOLOGÍA INFORMÁTICA APLICADA A LA EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO

 

Mª PILAR SIMÓ

Psicóloga Infantil y de Adolescencia

ANA MIRANDA

Profesora titular -Universidad de Valencia

 

PRESENTACIÓN

 

La revisión bibliográfica que se presenta a continuación en relación con las técnicas informáticas aplicadas a la evaluación y tratamiento de los problemas atencionales tiene como objetivo principal  ofrecer un punto de vista general sobre lo que ha supuesto durante más de veinte años la aplicación de la Informática tanto en el área educativa como en la evaluación y tratamiento de los Trastornos por Déficits de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H), y descubrir las necesidades prioritarias que se plantean para orientar a futuros investigadores que sientan interés por dirigir su labor en esta dirección.

 

Este trabajo ha llevado implícito el esfuerzo por buscar el inicio de la fusión de disciplinas en apariencia tan dispares como son la Psicología y la Informática, para poder encuadrar el tema que nos ocupa dentro del marco de la Informática en general. Así pues, sobre estos antecedentes históricos la fase inicial se sitúa en la segunda generación de ordenadores (hacia 1964) y durante la tercera generación (1964-1970). Desde esas fechas hasta hoy en día hemos intentado recopilar la mayor información posible sobre la aplicación de los ordenadores desde el ámbito general de la educación, pasando por áreas más específicas como las dificultades en el aprendizaje, para centrarnos posteriormente en el campo de los déficits atencionales.

 

En el dominio educativo han sido bastantes las iniciativas mediante planes estatales de integración de los ordenadores en los curricula escolares (PLATO, TICCIT, PCDP, MEP, SMDP, Atenea, Alhambra, Telegal, Abrente...), si bien en la actualidad muchos de esos planes han quedado cubiertos en cuanto a hardware, con dotaciones de ordenadores en los centros educativos, pero hay una evidente falta de cumplimiento de objetivos en cuanto a  los paquetes informáticos que deberían ser administrados mediante estos instrumentos que ``adornan" muy selectamente las aulas informáticas de los centros pero que están en muchas ocasiones ``vacíos" por dentro.

 

 

MATERIAL Y MÉTODO

 

El método utilizado para el  análisis empírico sobre la revisión bibliográfica realizada a lo largo del período de enero-74 a junio-95, consistió en la selección de investigaciones publicadas en relación con la informática y los déficits de atención, tomando como fuente la  información accesible desde  la base de datos computerizada Psychological Abstracts, PsyLit, cruzando términos informáticos aparecidos en Thesaurus con 6 denominaciones posibles de trastornos atencionales. Los estudios incluidos en nuestro análisis bibliométrico fueron seleccionados teniendo en cuenta una serie de criterios previamente establecidos:

 l)Trabajos publicados entre enero-74 y junio-95.

2)Estudios que hicieran referencia a evaluación o tratamiento de los déficits atencionales mediante técnicas informáticas.

 

De acuerdo con los anteriores criterios, el análisis de contenido finalmente se llevó a cabo sobre 95 publicaciones, susceptibles de inclusión por su rigor metodológico (ver gráfico nº 1). Un 55,79% de ellas se refieren a la utilización de técnicas informáticas en la evaluación de estos déficits, mientras que un 9,47% son trabajos dirigidos hacia su tratamiento, apareciendo además un 4,21% de trabajos relativos tanto a la evaluación como al tratamiento, así como un 30,53% de artículos destinados a la revisión de investigaciones o a la discusión teórica sobre nuestro tema de análisis. Este análisis fue realizado siguiendo orientaciones diversas, cuantitativas y cualitativas. En el primer caso nos referimos a la productividad, que ha sido determinada  a  partir  de la cuantificación de los trabajos del núcleo de  investigadores, revistas o centros de investigación sobre el tema, y cuyos resultados serán presentados y comentados a continuación. En el segundo caso, mediante el análisis de contenido de los artículos seleccionados, se realizó una reflexión más profunda sobre los aspectos de mayor interés considerados en relación con la utilización de técnicas por ordenador en la evaluación y tratamiento de los déficit de atención.

ANÁLISIS DE LA PRODUCTIVIDAD

 

En general parece existir en la ciencia una relación positiva entre cantidad y calidad. Por tanto, la utilización de este indicador puede constituir un medio válido para detectar la calidad de un autor, revista o centro de investigación. De acuerdo con ello puede resultar útil conocer los datos entorno a la estructura de la productividad sobre los artículos referentes a los ordenadores en su relación con los déficits de atención, tal y como se deriva del análisis del material bibliográfico seleccionado.

 

Productividad de autores

 

Existe una amplia variación en la productividad de los autores que tratan el tema, que oscila entre una máxima productora, Anna Catherine King, quien aporta 4 trabajos a lo largo de estos años, en contraposición con 223 autores que han firmado solamente un trabajo durante el mismo período. Nuestros datos, por tanto, muestran una distribución piramidal de la producción, compuesta por una base amplia de autores de productividad igual a uno, que se va reduciendo hasta el vértice, pasando por 11 autores que firman 2 trabajos y 4 autores que firman 3, hasta llegar al máximo productor.

 

Anna Catherine King, muestra un interés prioritario en el estudio del metabolismo cerebral, recurriendo para ello a las técnicas de neuroimagen, y en concreto a la tomografía por emisión de positrones (PET). Realiza su labor en el centro de investigación NIH, NIMH Section on Clinical Brain Imaging, Lab. of Cerebral Metabolism, Bethesda, MD, US. Se centra fundamentalmente en la evaluación mediante la técnica citada, de los efectos de ciertas sustancias sobre el metabolismo de la glucosa cerebral en niños y adultos con Trastornos por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDA-H), así como las diferencias existentes en el metabolismo del cerebro en comparación con el de sujetos normales. Comentaremos que curiosamente esta investigadora firma como autora secundaria en los cuatro estudios en los que trabaja, siendo tres los autores junto a los que más suele colaborar: Laura L. Liebenauer (en 3 de 4 investigaciones), Alan J. Zametkin (en 2 de 4 inv.) y Glinda A.Fitzgerald (en 2 de 4 inv.). La segunda posición es ocupada por cuatro investigadores cuya productividad ha sido de 3 artículos: Laura L. Liebenauer, Alan J. Zametkin, Christopher Gillberg y Michael Gordon. El tercer puesto en la lista de autores más productivos lo ocupan 11 autores, cada uno con 2 artículos firmados. Estos son:Richard Conte, Gilda A. Fitzgerald, Barry D. Garfinkel, Michael Gross, Milos Matousek, Thomas E. Nordahl, Peder Rasmussen, Margaret Semrud-Clikeman, Lou Hans C., Joel F. Lubar y John A. Matochik.

 

Un hecho curioso lo constituye el alto índice de colaboración observado en las 95 publicaciones revisadas, ya que sólo 22 de ellas están firmadas por un único autor, lo que significa un 23,16%. En comparación, 20 publicaciones, es decir, un 21,05% del total, están firmadas por dos autores, mientras que en las 53 restantes, un 55,79%, intervienen tres o más autores, lo cual parece sugerir que nos encontramos ante un tema complejo que exige una conjunción de esfuerzos y/o un tratamiento interdisciplinar.

 

Productividad de los centros de investigación

 

Los centros de investigación con mayor actividad entre 1974 y junio-1995 aparecen ligados, como sería lógico suponer, a los nombres de los autores más productivos que han desarrollado allí su labor investigadora.

 

Los resultados obtenidos de nuestra revisión son totalmente coherentes con la realidad científica actual, dado que figura como centro de mayor productividad, con marcada diferencia respecto a los demás, el NIHM/NIMH LAB OF CEREBRAL METABOLISM, SECTION ON CLINICAL BRAIN IMAGING, BETHESDA, MS, US, institución que es considerada como la de mayor prestigio y envergadura en todos los campos de investigación. Asimismo y ocupando el segundo puesto, aparecen instituciones localizadas en países que destacan por su tecnología punta, como son Estados Unidos, Dinamarca y Japón.

 

Productividad de revistas de divulgación científica

 

Otra posibilidad que nos ofrece el método bibliométrico es la detección de revistas en las que se publican artículos sobre la evaluación y tratamiento de los déficits atencionales mediante técnicas informáticas y, como consecuencia, el conocimiento de aquellas que resultan más interesantes para los profesionales que trabajan en este campo.

 

Los 95 artículos que se encontraron procedían de 64 revistas distintas. También en este caso, como sucedía con la productividad relativa a autores, aparece una notable dispersión de revistas. Únicamente tres revistas destacan, sin un excesivo desmarque con respecto al resto, ya que solamente publican 4 trabajos, es decir, el 4,21%. Estas son: ``American Journal of Psychiatry", ``New England Journal of Medicine" y ``Psychophysiology". Como era de esperar, el mayor número de publicaciones se localizan en estas tres revistas que están muy especializadas en la publicación de investigaciones centradas en la búsqueda de bases biológicas de los trastornos mentales. El segundo puesto en orden de importancia, con 3 artículos publicados (3,16%) lo ocupa la revista líder en el campo de las dificultades en el aprendizaje, el ``Journal of Learning Disabilities" y la revista de orientación psiquiátrica ``Journal of the American Academy of Child & Adolesc.Psychiatry". Por último, y ocupando el tercer puesto, figuran 18 revistas cuya publicación ha sido de 2 artículos (2,11%). En este grupo de revistas se observa una notable variabilidad ya que algunas de ellas, entre las que se encuentran ``Advances in Biological and Clinical Neuroscience", ``Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neurosciences" y ``Neurology" están específicamente orientadas a la investigación realizada desde la neurología, mientras que en otros casos, como ``Child Development", ``Developmental Neuro-psychology", ``Perceptual and Motor Skills", ``Psychological Reports" y ``School Psychology Review" son publicaciones del área de la Psicología Básica, Evolutiva y Educativa.

 

Cabe comentar, como conclusión final en cuanto a productividad, que en la evolución de las investigaciones se aprecia claramente la existencia de tres períodos que van marcando un incremento en el interés en este campo de investigación, el cual viene propiciado por el desarrollo tecnológico general acontecido a lo largo de los años 70, años 80 y sobre todo en la década de los 90, así como la difusión de las técnicas que permiten aplicar el ordenador a la evaluación y al tratamiento del TDA con o sin hiperactividad.

 

 

ANÁLISIS DE CONTENIDO DE LOS ARTÍCULOS SELECCIONADOS

 

Aportaciones de la tecnología informática a la evaluación de los Trastornos por Déficits de Atención

 

Es precisamente la ``parte blanda" del ordenador, el software, la que mayoritariamente ha suscitado el interés de los investigadores a pesar de las ventajas intrínsecas que conlleva el uso del hardware propiamente dicho, ya que de entrada es un medio mucho más ameno e interactivo de utilizar la información, poseyendo así un mayor potencial para atraer y mantener la atención. Este dato se deriva de la obtención de un total de 12 publicaciones referidas a trabajos sobre programas informáticos administrados por ordenador, con el propósito de ser útiles para la evaluación del Trastorno por Déficit de Atención.

 

El segundo lugar lo ocupa el Electroencefalograma (EEG) con 8 artículos encontrados que están referidos a la utilización de esta técnica en la evaluación de los déficits de atención; el tercero la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) con 6 artículos; el cuarto puesto la técnica neurofisiológica del Registro de los Potenciales Evocados (ERP), habiendo aparecido un total de 5 investigaciones; el quinto la Tomografía Axial Computerizada (TAC), así como el Sistema de Diagnóstico Gordon (GDS), ambas técnicas con 4 artículos; y por último, en sexto lugar las Imágenes por Resonancia Magnética (MRI) y la Tomografía por Emisión de Fotón Único (SPECT).

 

De este modo, si distinguimos la evaluación en las dos vertientes a las que llevan estas técnicas, es decir, evaluación psicológica y evaluación neurológica,  se ha observado que las técnicas neurológicas han sido utilizadas en un menor número de estudios, a diferencia de los paquetes de programas (software) administrados por ordenador, los cuales ocupan la primera posición en cuanto a técnicas utilizadas tanto para la evaluación como para el tratamiento. Este hecho obedece a que las técnicas neurológicas necesitan de personal muy especializado en su conocimiento y aplicación, no sucediendo lo mismo en los programas por ordenador, pues en la actualidad existen lenguajes de autor que permiten a gente profana en informática adentrarse en esta experiencia, o bien tratándose de expertos en la materia, les resultaría menos costoso económicamente diseñar un programa, ya que a diferencia las técnicas neurológicas requieren además una difícil accesibilidad a los centros clínicos,  los cuales acarrean con los costes elevados de la mayoría de estas técnicas.

 

Dentro de la evaluación psicológica destacan cuatro pruebas atencionales con elevada fiabilidad, validadas mediante investigaciones empíricas:

-el Sistema Diagnóstico Gordon (GDS), de Gordon, M., un microordenador contenido en un aparato portatil pequeño que está pensado para ser usado para administrar 11 test psicológicos; 

-la Batería Atencional MacArthur, del Grupo MacArthur, consistente en un conjunto de test cognitivos administrados por ordenador;

- la Prueba de Atención (TAP), de Zimmermann y Fimm (adaptada al español desde el Hospital Santa Creu i Santa Pau de Barcelona), una prueba de exploración de la atención compuesta por 12 tipos de tareas;

-y el Monitoreo Cognitivo Computerizado (MCC-1994), de Etchepareborda, una batería de test neuropsicológicos.

 

Como dato que creemos muy conveniente puntualizar e informar a aquellos que estén interesados en la programación focalizada hacia el área de la atención, indicaremos que esos cuatro grupos de investigadores utilizan como herramienta de trabajo los ordenadores modelo PCs Compatibles, siendo pues aconsejable que los futuros aspirantes a iniciarse en programación sobre atención sigan esta misma línea. Es lamentable que se caiga en la batalla comercial de ciertos fabricantes de hardware, la cual supone que al enfrentarse a distintos sistemas informáticos se presentan incompatibilidades que impiden la fluidez en la colaboración entre los investigadores cuyos intereses van mucho más allá de cuestiones como éstas, ni siquiera se plantean ni quieren participar en estas luchas comerciales, pues su objetivo es dar a conocer las técnicas ya existentes y continuar trabajando en nuevas medidas fiables para evaluar estos déficits, o bien para tratarlos. No está este dominio sobrado de  investigaciones como para permitirse desconexiones que dificultarían la acción investigadora.

 

Como conclusión, incidimos en que lo conveniente sería seguir los pasos de estos primeros pioneros avalados por investigaciones académicas fiables y avanzar contactando en primer lugar con ellos y enriqueciéndonos con los conocimientos ya adquiridos. Así no nos arriesgaríamos a cometer errores que otros ya sufrieron y se avanzaría hacia el progreso sobre las piedras angulares que otros han ido asentando, como en definitiva, es el proceso seguido por la ciencia desde hace siglos.

 

 

Aportaciones de la tecnología Informática al tratamiento de los Trastornos por Déficits de Atención

 

En cuanto a las publicaciones de investigaciones referidas a técnicas informáticas aplicadas al tratamiento de los problemas atencionales, únicamente se han encontrado 9 artículos, número que marca una gran diferencia en comparación con  los 53  artículos que  se  encontraron sobre evaluación.  No  obstante,  siguen siendo los programas administrados por ordenador  los que más se han utilizado, habiéndose encontrado 6 investigaciones, las cuales se comentan a continuación.

Michayluk, en 1985, publicó un artículo en el que informaba sobre dos estudios, uno en el que se había usado el programa LOGO destinado a estudiantes universitarios de Canadá, y otro aplicado a un grupo de niños hiperactivos. Se obtuvo como resultado que LOGO parecía ser positivo y con relevancia particular para la educación de niños desadaptados. Por su parte, Wood (1986) estudió dos procedimientos para remediar los déficits atencionales de sujetos con daño cerebral. Este autor utilizó un entrenamiento en tareas por ordenador para mejorar el procesamiento de información y hacerlo selectivo y rápido. Los sujetos mostraron mejorías progresivas en sus habilidades de atención sostenida y eficacia en sus procesamientos, producidas por el entrenamiento en este procedimiento, mejorando significativamente sus conductas de atención hacia las tareas, contando entre ellas, tareas de aprendizaje de palabras.

 

Fraser, Belzner y Conte (1992) desarrollaron un procedimiento para tratar a un niño con TDA-H, cuya edad era de 8 años y 2 meses, que tenía dificultad en conseguir una buena disposición para atender a sus clases. Primero se intentó llevar a cabo con él un entrenamiento cognitivo-conductual, resultando infructuoso. Después de ésto, se pensó recompensarle con un tiempo extra de 5 minutos manejando un ordenador si conseguía estar en clase prestando atención. Esta segunda estrategia tuvo éxito inmediato y el niño consiguió aumentar su atención en todas las ocasiones en que se le puso a prueba. Así pues, el procedimiento fue puesto en práctica en el colegio, manteniéndose con éxito durante 3 días sucesivos. Además el sujeto empezó a solicitar espontáneamente este tiempo con el ordenador para ayudarle a terminar sus tareas de escritura, informando que este procedimiento le ayudaba a controlar su conducta y lo generalizaba a otras situaciones diferentes.

 

Posteriormente, Ford, Poe y Cox (1993) diseñaron un estudio con ordenadores para comparar los efectos de la utilización de varios paquetes de software en 21 niños identificados con TDA-H. Estos investigadores querían determinar si tipos específicos de paquetes de software podrían producir un aumento en las conductas de atención, permaneciendo más tiempo en las tareas,  con un consecuente avance en el aprendizaje. Los resultados del estudio indicaron que la atención de los niños hacia un programa informático aumentaba cuando aparecía en formato de juego y las animaciones no eran excesivas. Otro de los estudios fue realizado en 1993 por Koscinski y Gast, quienes investigaron la eficacia de un programa por ordenador, usado con un procedimiento de tiempo de demora constante, para enseñar la multiplicación. Los sujetos participantes eran 6 niños, de 9-10 años, con dificultades en el aprendizaje y que habían sido también diagnosticados  3 de ellos con TDA-H. Se les enseñaron 15 multiplicaciones no conocidas por ellos, utilizando un programa auto-instruccional basado en un procedimiento de tiempo de demora constante durante 5 segundos. El programa de instrucción por ordenador fue efectivo para enseñar la multiplicación a estos estudiantes con dificultades en el aprendizaje. Finalmente, Elias, Tobias y Friedlander B.S. (1994) utilizaron un procedimiento específico por ordenador llamado Guía de Solución de Problemas Personales para enseñar a tomar decisiones sociales y resolver problemas de este tipo a un chico de 13 años con TDA-H, informando que los buenos resultados obtenidos demostraban que era viable y beneficiosa la utilización del ordenador como instrumento para proporcionar un aprendizaje efectivo de habilidades para tomar decisiones sociales.

 

 

Técnicas informáticas aplicadas tanto a la evaluación como al tratamiento de los TDA

 

Dado que en nuestra revisión bibliográfica aparecieron 4 artículos que abordaban técnicas informáticas utilizadas tanto para la evaluación como para el tratamiento de los problemas atencionales, hemos considerado muy conveniente dedicar esta sección por separado de las dos anteriores, para poder adquirir una visión más clara y global de los fines a los que se han destinado cada una de las técnicas.

 

De los citados artículos, dos de ellos son investigaciones neurológicas en las cuales se utiliza el Electroencefalograma (EEG) y el EEG-Biofeedback, otro es un estudio de carácter psicológico con el Sistema Diagnóstico Gordon (GDS), y el otro restante nos informa sobre un instrumento denominado Biomotometro.

Con respecto al EGG y EGG-Biofeeback, Lubar es el investigador que aparece como primer y único autor en los dos artículos publicados sobre la técnica del EEG aplicada tanto para la evaluación como para el tratamiento del déficit de atención. Uno de ellos, publicado en 1985, nos informa sobre el EEG-Biofeedback y su relación con las dificultades en el aprendizaje. La presentación del caso de un niño de 11 años, sirve de fundamento al comentario de los problemas, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de niños con TDA, profundizando además en el desarrollo de los procedimientos utilizados para este tipo de trastornos, durante los últimos diez años. De acuerdo con las conclusiones de Lubar (1985) las técnicas diagnósticas están basadas en un análisis neurométrico simplificado, mientras que el tratamiento requiere una combinación entre un entrenamiento en biofeedback para normalizar anormalidades específicas manifestadas en el EEG, y en programas psicopedagógicos de reeducación. Años después, en 1991, Lubar publicó una revisión del desarrollo del diagnóstico y tratamiento del TDA-H empleando las técnicas de EEG y EEG-Biofeedback, recogiendo los trabajos realizados durante quince años, incluyendo el caso de un niño con TDA-H y los buenos resultados obtenidos con estas técnicas.

 

En cuanto al Sistema Diagnóstico Gordon (GDS), aunque este sistema esté reconocido y sea utilizado principalmente para la evaluación de los Trastornos por Déficits de Atención, existe un trabajo, publicado por Gordon, en el cual nos informa sobre la utilización de su instrumento también para el tratamiento del TDA-H, presentando historias de casos que ilustran su utilización. En este artículo Gordon (1986) afirma que las tareas de atención informatizadas muestran a los terapeutas datos objetivos que pueden ser incorporados a la evaluación de  los TDA-H. Este tipo de medidas requieren que el sujeto haga frente a una serie de demandas relacionadas con auto-control y atención sostenida.

 

Por último, mencionar el trabajo de Schulman, Stevens y Kupst (1977) mediante el cual se daba a conocer un aparato para la medición y tratamiento de la hiperactividad, el biomotometro, el cual había sido diseñado para la aplicación en estudios destinados a la modificación del nivel de actividad. El instrumento consistía en un aparato electrónico pequeño, colocado en la cintura, mediante el cual se medía el nivel de actividad a través de un conector de mercurio que indicaba el desplazamiento angular. Disponía de un mecanismo ajustable de biofeedback potencial que permitía al sujeto visualizar sus propios niveles de actividad. Estos autores llevaron a cabo dos estudios con 25 niños que manifestaban trastornos emocionales, entre ellos hiperactividad, obteniendo los siguientes resultados: a) el aparato era una medida fiable del nivel de actividad en clase; y b) en variedad de ocasiones el instrumento correlacionaba significativamente con el actometro, un aparato de medición con validez demostrada.

 

 

CONCLUSIONES

 

En el dominio educativo, las iniciativas de planes estatales se encuentran cubiertas en cuanto a hardware pero existe  una evidente deficiencia en cuanto a calidad y cantidad de software educativo con el que se cuenta, así como una falta de formación del profesorado en cuanto a la utilidad productiva de estas nuevas tecnologías. Además, se carece de investigaciones empíricas que avalen la mayoría de estos programas informáticos, así como los que se distribuyen desde el mercado. De todos modos, en algunos centros cuentan ya con pruebas atencionales de elevada fiabilidad empírica: el Sistema Diagnóstico Gordon (GDS), de Gordon, M., un microordenador contenido en un aparato portatil pequeño que está pensado para ser usado para administrar 11 test psicológicos; la Batería Atencional MacArthur, del Grupo MacArthur, consistente en un conjunto de test cognitivos administrados por ordenador; la Prueba de Atención (TAP), de Zimmermann y Fimm (adaptada al español desde el Hospital Santa Creu i Santa Pau de Barcelona), una prueba de exploración de la atención compuesta por 12 tipos de tareas; y el Monitoreo Cognitivo Computerizado (MCC-1994), de Etchepareborda, una batería de test neuropsicológicos. Remarcamos que todos estos investigadores utilizan los ordenadores modelos PCs compatibles, insistiéndose mucho desde la Fundación MacArthur  (Swanson, Nuechterlein, Asarnow,  Taylor y cols. 1989) en los inconvenientes que pueden surgir por la falta de utilización de la misma línea de equipos informáticos,  advirtiendo de la necesidad de colaboración en el trabajo científico, propuesta a la que nos unimos desde nuestra experiencia personal.

 

De los artículos publicados  desde enero-74 a junio-95 sobre la tecnología informática aplicada a los estudiantes con déficit de atención  destacan como autores más productivos: Anna Catherine King, Laura L. Liebenauer, Alan J. Zametkin, Christopher Gillberg y Michael Gordon.  Como centro de investigación con mayor número de investigaciones realizadas figura el NIHM/NIMH LAB OF CEREBRAL METABOLISM, SECTION ON CLINICAL BRAIN IMAGING, BETHESDA, MS, US, así como otras instituciones localizadas en países que destacan por su tecnología punta, como son Estados Unidos, Dinamarca y Japón. Y por último, en cuanto a productividad de las revistas de divulgación científica únicamente tres revistas destacan, sin  excesiva relevancia con respecto al resto, ya que solamente publican 4 trabajos, es decir, el 4,21% : ``American Journal of Psychiatry", ``New England Journal of Medicine" y ``Psychophysiology".

 

A la vista de estos resultados nos encontramos con la existencia de  una escasez general en cuanto a la aplicabilidad de la tecnología informática a los Trastornos por Déficit de Atención, aunque ésta ha ido aumentando en paralelo con el desarrollo de estas tecnologías a lo largo de las últimas dos décadas. Se  requiere pues una mayor dedicación a la investigación en este campo, siendo esta necesidad aún mayor con respecto al tratamiento de estos déficits que en cuanto a su evaluación.

 

Así pues, un reto, a nuestro entender, para los investigadores, consiste en que se desarrollen en este innovador dominio relacionado con la tecnología informática aplicada a los problemas atencionales, insistiendo en la absoluta necesidad de orientar los esfuerzos hacia la vertiente del tratamiento. La evaluación del trastorno cuenta con aceptables medidas tradicionales dirigidas a la evaluación de los déficits de atención, correlacionando además significativamente las pruebas informáticas con estas pruebas de acuerdo con la información que nos muestran muchos de los estudios revisados. Se trataría en este caso de ofrecer otra posibilidad de evaluación más acorde con la época tecnológica actual, y quizás con algunos beneficios añadidos en comparación a los métodos tradicionales. Es en el campo aún poco explorado de la intervención mediante ordenadores, donde cabría plantear el diseño de nuevas técnicas que ofrecieran mejores resultados. Estos procedimientos podrían diferenciarse significativamente de tratamientos tradicionales, ya que aunque se llegasen a conseguir incluso los mismos resultados habrían otros elementos beneficiosos añadidos como los encontrados ya en algunos estudios, entre los que destacan  el aumento de motivación, persistencia en la tarea,  y economía en el tiempo de recuperación. Esta última ventaja resulta especialmente importante ya que la recuperación de deficiencias es lenta con los métodos actuales, y dada la rapidez con que transcurre el período escolar, los niños con TDA-H cada vez van rezagándose y ``desenganchándose" más de los niveles académicos exigidos para su edad (Miranda, Presentación y López, 1995; Nussbaum, Grant, Roman, Poole y cols, 1990).

 

Añadir para finalizar que se espera haber conseguido los principales objetivos de este estudio: que los interesados en el tema dispongan de una recopilación de las técnicas informáticas que se han ido aplicando para la evaluación y/o tratamiento del TDA-H, así como que las conclusiones de este extenso recorrido aporten aclaraciones e iniciativas a tener en cuenta tanto para el ámbito educativo como para el de la evaluación y tratamiento de los problemas atencionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

ELIAS, M.J, TOBIAS, S.E y FRIEDLANDER, B.S (1994). Enhancing skills for everyday problem solving, decision making, and conflict resolution in special needs students with the support of computer-based tecnology. Special Services in the Schools, num. 8. pp.33-52.

 

FORD, M.J, POE, V y COX, J (1993). Attending behaviors of ADHD children in math and reading using various types of software. Journal of Computing in Childhood Education, num. 4. pp.183-196.

 

FRASER, C, BELZNER, R y CONTE, R (1992). Attention deficit hyperactivity disorder and selfcontrol: A single case study of the use of a timing device in the development of monitoring. School Psychology International, num. 13. pp.339-345.

 

GORDON, M (1986). How is a computerized attention test used  in the diagnosis of attention deficit disorder?. Journal of Children in Contemporary Society, num. 19. pp. 53-64.

 

KOSCINSKI, S.T y GAST, D.L (1993). Computer-assisted instruction with constant time delay to teach multiplication facts to students with learning disabilities. Learning Disabilities Research and Practice, num. 8. pp.157-168.

 

LUBAR, J.F (1985). EEG biofeedback and learning disabilities. Theory into Practice, num. 24. pp.106-111.

 

LUBAR, J.F (1991). Discourse on the development of EEG diagnostics and biofeedback for attention deficit/hyperactivity disorders. Biofeedback and Self Regulation, num 16. pp.201-225.

 

MACARTHUR, C.A, HAYNES, J.A, MALOUT, D.B y HARRIS, K.R  (1990). Computer assisted instruction with learning disabled students: Achievement, engagement, and other factors hat incluence achievement. Journal of Educational Computing Research, num 6. pp.311-328.

 

MICHAYLUCK, J (1985). Quelques retombees generales de LOGO. (Some general results of  LOGO). Revue Canadienne de Psycho Education, num.14. pp. 31-37.

 

MIRANDA, A,  PRESENTACIÓN, M.J y  LÓPEZ, G  (1995). Contextos familiar y escolar de niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, agresivos y no agresivos. En F. LARA (Comp) Psicología Evolutiva y de la Educación. Actas del IV Congreso INFAD. (pp.469-480). Universidad de Burgos.

 

NUSSBAUM, N.L,  GRANT, M,  ROMAN, M,  POOLE, J  y COLS. (1990). Attention deficit disorder and the mediating effect of age on academic and behavioral variables. Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics, num. 11. pp.22-26.

 

SCHULMAN, J.L, STEVENS, T.M y KUPST, M.J (1977). The biomotometer: A new device for the measurement and remediaton of hyperactivity. Child Development, num. 48. pp.1152-1154.

 

SIMÓ, M.P. (1996). Estudiantes con problemas atencionales: tecnología informática aplicada a la evaluación y tratamiento. Tesis de Licenciatura. Universidad de Valencia.

 

SWANSON, J.M, NUECHTERLEIN, K, ASARNOW, R, TAYLOR, E, HUNT, R, SHAYWITZ, B, SHAYWITZ, S, POTKIN, S, EARLY, T, CLONINGER, R, POSNER, M (1989). Use of a common software system for collaborative clinical research of attentional processes in schizophrenia and ADHD. Behavior Research Methods, Instruments & Computers, num. 21 (2). pp.250-254.

 

WOOD, R.L (1986). Rehabilitation of patients with disorders of attention. Journal of Head Trauma Rehabilitation, num. 1. pp.43-53.

PALABRAS CLAVES

 

-Tecnología informática.- Information technologies.

-Ordenador.- Computer.

-Trastornos por Déficits de Atención.- Attention Deficit Disorder.

-TDA-H.  ADHD.

-Hiperactividad.- Hyperactivity.

-Atención.- Attention.

-Revisión bibliográfica.- Bibliograpchic revision.

ABSTRACT

A bibliographic revision is presented about the articles published in relation with the information technologies applied in the assessment and treatment of Attention Deficit Disorder with or without Hyperactivity (ADHD). The method used consisted of the selection of articles from de Psychological Abstracts, PsyLit database, during the accesible period in this moment, from January-74 to June-95. As a result from this revision it's concluded that there is a great lack of investigation carried out on the assessment as well as on the treatment of these disorders using information technologies, being this lackness more important for the treatment.