USO DEL KARAOKE EN LA CLASE DE MUSICA

 

 

 

Rafael Palomo López

falipl@teleline.es 

 

La última década, ha sufrido un cambio radical, en lo referente a la educación, enfocada a las nuevas tecnologías. Unos años atrás había cierta reticencia para usar el material informático y las nuevas tecnologías en el aula y no solamente por el coste que suponía, para cualquier institución el dotar a las aulas de un ordenador, sino por la escasa preparación del profesorado a la hora de utilizar los ordenadores.

 

         Hoy día se ve como una herramienta de trabajo más el uso de cualquier software como material de apoyo a las asignaturas regladas.

 

         Este artículo pretende desglosar una actividad que se puede realizar con un equipo mínimo enfocada a la asignatura de música. El karaoke como vehículo de expresión y elemento aglutinador de una actividad en común como puede ser el canto.

 

         Al introducir un elemento diferente en clase, no solamente se consigue que el alumnado adquiera unos conocimientos musicales, en este caso, la entonación, sino que se creen y potencien, hábitos, destrezas, habilidades y capacidades afectivas, psicomotoras, comunicativa y de relación interpersonal.

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


        

La clase de música no solamente debe ser un espacio donde se de unos conocimientos musicales de solfeo, ritmo, canto... sino también un espacio lúdico y creativo donde los alumnos / as se sientan realizados y puedan exteriorizar mediante canciones y juegos todas las emociones que llevan dentro.

 

         Hoy día, gracias a internet, disponemos de muchas sitio donde se pueden bajar de forma gratuita canciones en formato karaoke y programas gratuitos para realizar canciones en dicho formato. Asimismo, disponemos, también gratuitamente de reproductores de sonido en formato midi y kar.

 

         Pero, vayamos por partes. Antes de comenzar a desgranar cómo se puede plantear en un aula de música una actividad como la de cantar karaoke, conviene aclarar algunos términos propios de la informática en lo que se refiere a las extensiones de sonido y los requisitos mínimos para plantear dicha actividad.

 

         QUÉ ES MIDI Y QUE KAR.

 

         M.I.D.I. significa, por sus siglas en inglés, Musical Instrument Digital Interface, es decir, Interfase Digital para Instrumentos Musicales.

 

         La idea original, era que desde un instrumento musical, digamos un teclado, podía tocarse simultáneamente otro instrumento, respondiendo a las mismas notas pero pudiendo tener timbres diferentes.

 

         La extensión kar completa al midi en poner una letra para, a la vez que se escucha salga las palabras que conforman la canción.

 

         REQUISITIOS MÍNIMOS DE LOS EQUIPOS PARA HACER CANCIONES.

 

         Para llevar a cabo esta actividad, debemos tener un ordenador en clase con unos requisitos mínimos.

 

         Dicho ordenador debe ser Pentium con lector de cd-rom, 16Mb de Ram, tarjeta de sonido y windows en cualquiera de sus versiones como sistema operativo y una tarjeta gráfica de 640 x 480 y 256 colores.

 

         Cualquier ordenador descatalogado en una tienda de segunda mano y que tenga un precio asequible, puede cumplir con los requisitos mínimos exigidos. En caso de que solamente vaya a permanecer en el aula de música para dicha actividad. También se puede buscar una solución intermedia, la de tener un ordenador transportable en un mueble con ruedas para llevarlo cómodamente de un sitio a otro.

 

         Si queremos, y hay recursos suficientes, se puede acoplar un micrófono al ordenador y la salida de sonido se pueden acoplar a altavoces de mayor potencia que los que traen los ordenadores.

 

         DESCRIPCIÓN DE LOS PROGRAMAS UTILIZADOS PARA HACER UNA CANCIÓN EN FORMATO KAR Y CANTARLA.

 

         Tres son los programas que se utilizan para hacer las canciones en formato karaoke. A saber:

¨       Editor de partituras.

¨       Editor de partituras en extensión .kar.

¨       Reproductor de canciones en ambos formatos.

 

Los programas editores de partituras cumplen la misión de hacer cualquier partitura en formato midi, además de poderse imprimir como tal con un diseño de imprenta.

 

En el mercado existen varios programas para la edición de este tipo de sonidos. Los más conocidos son el programa Encore y Sibelius. Tienen una interfaz sencilla e intuitiva que permite al usuario ir copiando la partitura elegida y convertirla en sonido midi. También tiene la particularidad de poder modificar cualquier canción midi bajada de internet con el ahorro de tiempo que supone no tener que transcribir la canción y su acompañamiento. Brevemente reseñaremos que estos programas permiten transportar, cambiar el tipo de instrumentos y añadir líneas rítmicas a la partitura que vayamos a trabajar.

        

En mi caso concreto trabajo con el programa Encore.

 

Una vez que las partituras están en formato midi podemos pasarlas a formato kar con el programa WinKaraoke Creator, el cual no necesita de conocimientos previos de midi para poder trabajar con él.

 

Este programa permite añadir las letras de las canciones a los archivos midis previamente recuperados o editados por nosotros mismos. Lo mismo que ocurre con los programas de ediciones de partituras tiene una interfaz muy sencilla y aunque la versión sea inglesa (seguramente habrá versiones en español, todo es cuestión de buscarlas). Su instalación no requiere ningún requisito complicado. Lo único a tener en cuenta que al bajarlo de internet viene en comprimido en formato Zip, por lo que habrá que descomprimirlo previamente en una carpeta creada al efecto para su posterior instalación. Se aconseja si no se dispone de ningún programa compresor instalado bajarse la versión 8.0 de Win Zip, por venir ésta en español .

 

A la hora de guardar las canciones, un consejo que os doy, poner nombres a los archivos en minúscula y con menos de ocho caracteres, ya que algunos programas trabajan en entorno Ms-dos y no permiten más de los mencionados ocho caracteres. Si seguimos el consejo ahorraremos complicaciones posteriores.

 

Por último, también es posible bajarlo de internet de forma gratuita un editor de sonidos. Hay varios en el mercado. La actividad que he realizado con mis alumnos / as ha sido con el reproductor de vanBasco's Karaoke Player. Como su nombre indica es un reproductor tanto para sonido midi como para extensión kar. Permite pequeñas modificaciones como son la velocidad y la altura (transportando la canción a la tesitura adecuada).

 

         PLANTEAMIENTO DE LA ACTIVIDAD PROPIAMENTE DICHA.

 

         Se pretende la potenciación y desarrollo de las capacidades del canto a través de una acción didáctica, con variados recursos que sean capaces de motivar, estimular y potenciar actitudes positivas hacia la asignatura de música.

 

         Por regla general los niños y niñas acostumbran a disfrutar cantando pequeñas piezas infantiles. No cabe duda que la mayoría de los juegos infantiles van acompañados por una letra y música que marca, la mayoría de las veces, el ritmo y tempo del juego.

 

         Aprovechando el aspecto lúdico y gratificante que encierra la música tanto individual y colectivamente, se planteó una actividad donde los alumnos / as de la clase pasarán un rato divertido cantando, bien canciones actuales, bien canciones infantiles de su libro de texto.

 

         Siempre tendremos en consideración al niño/a como sujeto de la educación, de sus intereses y de la estructura que conforman su personalidad. Es por ello que utilizamos múltiples recursos, entre los cuales está la informática, para facilitar el proceso de aprendizaje.

 

         Para alcanzar el objetivo final donde todos los participantes disfrutarán con las canciones conocidas por ellos y cantasen plenamente y en grupo, se plantearon las sesiones en varias etapas:

 

¨       Conocimiento del ordenador y programas.

¨       Cantar archivos sonoros populares y actuales

¨       Cantar las canciones del libro de texto.

 

En una primera fase, se introdujo un ordenador en el aula para que los niños se fuesen familiarizando con él. Al final de la sesiones, se aprovechaban los últimos minutos para escuchar las canciones de diferentes estilos musicales más actuales en formato midi. Poco a poco se iban acostumbrando al sonido midi y al uso del ordenador.

 

Terminada la primera fase, se piden voluntarios para cantar algunas de las canciones propuestas de artistas de la canción. Tras unos primeros ajustes para adecuar las canciones a la tesitura y timbre de los voluntarios las sesiones se desarrollan con completa normalidad guardándose el turno de intervenciones y aplaudiendo al final de cada actuación.

 

Pero el objetivo final es la creación de todas las canciones del libro de texto en formato karaoke para tener un archivo sonoro a mano para cantar las canciones tantas veces como queramos Esta actividad viene bien si en clase no se dispone de teclado y hay que cantar y entonar las canciones con otro instrumento o a capella.

 

         Dicha actividad no debe durar más de 15-20 minutos para no cansar a los alumnos / as y dispersar su atención, evitando también cualquier protagonismo que puedan alcanzar los niños / as que mejor entonen, ya que lo que se persigue con este ejercicio es el aspecto lúdico y el placer de cantar.

         CONCLUSIONES.

 

         No podemos pensar que la actividad anteriormente creada esté desligada del currículum de la asignatura de música, sino al contrario, esta actividad implementa los ejercicios de canto y entonación.

 

         La conclusión sacada, una vez llevada a cabo dicha actividad en los Ciclos Segundo y Tercero de Primaria ha sido muy satisfactoria tanto en el terreno de la motivación como en el de la participación por parte del alumnado a la hora de cantar.

 

         Para ver el resultado final de la actividad planteada tendremos que tener un punto de partida en el proceso de enseñanza-aprendizaje, de os conocimientos y experiencias previas que los alumnos/as posean y comparar las adquisiciones realizadas por la diversidad del alumnado, tomando como base referencial el nivel del que han partido.

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


         Solamente queda decir que esta actividad no puede ni debe ocupar las sesiones enteras sino que tiene que ser un complemento a la sesión que se esté trabajando. Por ejemplo, si trabajamos una canción a solfeo y posteriormente la tenemos que en tonar, entonces sí podemos hacer uso de las nuevas tecnologías como recurso para el aula de música.

         

 

PÁGINAS WEBS DE INTERÉS PARA ESTA ACTIVIDAD.

 

 http://karaoke-estoiaburrio.iespana.es