¿ Un ordenador en clase?

Francisco Vegas González

 

Manuel Cebrián (M. C.): - ``Veras, Paco, se trata de tener un ordenadoren clase. Un ordenador con el que trabajarán los alumnos y el profesor"

Francisco Vega (EV): - `Manolo, creo que estás equivocado, yo no trabajo con alumnos mayores. Mis alumnos tienen cuatro años, se trata de una clase de Educación Infantil"~

(MC.): - ``Ya, ya lo sé. El Proyecto Grimm, justamente, eso es lo que pretende, integrar en aulas de Educación infantil equipos informáticos".

-``Venga hombre, ¿cómo van a manejar un ordenador unos críos de cuatro años? Antes se lo comen".

(M. C.): - ``~ Tú te atreves? Si tú te atreves, ni los niños, ni la edad suponen problema que no se pueda superar"

FV):- ``Esa es otra, yo no tengo ni idea, ni la más remota idea".

 

Este diálogo supuso el inicio del Proyecto Grimm en el C.P. Ntra. Sra. Fuensanta, de Pizarra. Nos remontamos al curso 1993-94, si bien el proyecto en sí no empezó a funcionar hasta el curso 1994-95. Una vez superadas todas las dificultades iniciales y gracias a una apuesta firme y decidida por parte del centro.

Con lo expuesto anteriormente pretendo indicar que se trata de un Colegio Público que no tiene nada de especial y asimismo de una unidad de infantil con unos alumnos y un profesor de lo más comunes, quiere decirse con esto que la entrada de las nuevas tecnologías de la información en la escuela no requiere unas condiciones previas distintas de la realidad cotidiana de cualquier centro escolar. Aunque yo mismo no lo creyese en un principio, sobre todo por mi falta de formación, la verdad es que la sola idea de manejar un ordenador me aterraba.

1.Objetivos

El objetivo fundamental del proyecto es la integración del ordenador en clase, el decir integración supone aceptar la utilización activa y normalizada (le esta herramienta, no como un extra ni un premio ni algo llamativo sino como algo de uso común y diario que incide efectivamente en el proceso de enseñanza-apredizaje.Directamente relacionado con este primer objetivo nos tenemos que plantear como trabajar aspectos del curriculum ordinario con esta nueva herramienta. Para solventarlo existen dos posibilidades en modo alguno contrarias y sí complementarias. Una es el estudio y utilización de materiales ya existentes en el mercado susceptibles de ser adaptados al trabajo de clase. La otra la autoproducción de programas que respondan a las necesidades que nos plantea nuestra práctica diaria. En este sentido se debe tener muy claro que es absurdo lanzarse al intento de crear todos aquellos recursos necesarios para el desarrollo del curriculum sin antes ver y examinar multitud de material ya realizado y que puede cubrir perfectamente nuestras expectativas. Sobre todo porque laautocreación requiere unas condiciones técnicas no siempre a nuestro alcance y origina unos problemas que a menudo no somos capaces de solucionar. Asimismo tampoco se debe caer en la dictadura del mercado que implicaría estar a expensas de las casas comerciales.La utilización de la informática con alumnos de necesidades educativas especiales o dificultades de aprendizaje es algo que se viene haciendo desde hace algún tiempo con resultados bastante positivos. Este es otro gran objetivo que se marca nuestro proyecto.

2.Metodología y organización de la clase

En nuestra clase el ordenador está conectado desde que entramos hasta que nos marchamos y en constante utilización por parte tanto de los alumnos como del profesor. La clase está organizada por rincones de trabajo, y uno de ellos es el rincón de informática. Así los alumnos, van rotando a lo largo del día por los distintos rinco

nes. En el rincón de informática no se trabaja de una única manera y ello depende tanto de las características del programa como de aquellos aspectos curriculares que se quieren trabajar. Así hay momentos en los que un gran grupo asiste a la presentación de un cuento para posteriormente ir trabajando ese mismo cuento por parejas o tríos (libros vivos) ya con un mayor nivel de interacción.

También se trabaja de forma individual determinados programas y áreas que aconsejan un esfuerzo de concentración y atención mas especfficos (area lógico-matemática en ``la casa de las matemáticas"). No obstante, no abusamos del trabajo individual con el fin de evitar un excesivo ensimismamiento del crío con la máquina que a veces se ha producido, dándose el caso de algún alumno que sólo quería ti-abajar con el ordenador y se negaba a pasar a otro rincón de trabajo. A la hora de trabajar con herramientas creativas (Kid Pix, Amazing Animation~ lo han hecho pequeños grupos, unas veces solos, y otras con el profesor según la actividad así lo indicara.

De todo lo anteriormente expuesto se puede deducir fácilmente que tanto la organización de clase como la metodología está caracterizada por la flexibilidad y necesidades de cada momento. Sin embargo, no se puede ocultar que esto ha producido a veces tal ``torrente de actividad" que ha hecho el ambiente de clase irrespirable e ingobernable, solución: dejarlo todo y salir al patio a hacer ejercicios de relajación.

3.Desarrollo del proyecto en estos cuatro cursos

Si al iniciar el proyecto me hubiesen dicho que un niño de cuatro años no tarda más de una semana en manejar con soltura un ordenador, sencillamente no sólo no me lo habría creído sino que habría llamado mentiroso a mi interlocutor. Quizás, el manejo del alumno ha sido lo más fácil de lograr, no así la integración de los nuevos recursos en el curriculum ordinario ni los aspectos organizativos y metodológicos.

Dos han sido las promociones que han participado en el proyecto desde el curso 1994-95 hasta el 1997-98 y ello de forma ininterrumpida. Para conseguir esto ha sido necesario implicar a las compañeras del primer ciclo de Primaria, cosa que no ha sido díficil, si bien a nivel operativo han existido multitud de dificultades. Derivadas fundamentalmente del hecho de contar con un solo equipo, lo que ha tenido como consecuencia el tener que ir rotándolo por las distintas clases, primero cuatro y después ocho, con lo cual el tiempo real con el que cada grupo de alumnos ha contado con el ordenador ha sido muy escaso, impidiendo realizar una labor satisfactoria.

A lo largo de este tiempo hemos constatado que lejos de perder el interés los alumnos, éste ha ido creciendo, existiendo más de una vez disputas entre ellos por tener el ordenador en clase. Asimismo y para nuestra satisfacción se ha podido comprobar que los alumnos con dificultades de aprendizaje no sólo no las han tenido a la hora del manejo del ordenador, sino que su nivel de asimilación y aprendizaje ha sido mucho mayor a través de este canal que de los tradicionalmente utilizados. Sin embargo somos conscientes de la necesidad de una mayor profundidad en el estudio de este aspecto.

4.Programas utilizados

Los programas trabajados se pueden dividir en dos grandes bloques según sus características y las posibilidades que ofrecen a los alumnos para el desarrollo de sus capacidades. En un primer bloque tenemos una serie de programas que aún tratando diversos y variados aspectos del curriculum tienen una característica común, ésta es que se trata de programas cerrados y terminados en los cuales no tenemos posibilidades de intervenir para cambiar nada. En ellos todo esta pensado y realizado y el trabajo del alumno consiste en operar en múltiples líneas ya preestablecidas. Sin duda han sido de gran utilidad y muy atractivos para los críos dada su buena realización, su fácil manejo y su carácter altamente intuitivo. A continuación se indican cuáles han sido y las partes de que constan:

 

 

 

—Cosas para pensar 2 (THINKIN' THINGS 2):

 

 

El segundo bloque de programas lo constituyen dos programas a los que hemos llamado ``creativos" dado su carácter abierto que posibilita la realización de actividades que no están previamente dispuestas. Tanto profesor como alumnos tienen amplias posibilidades de invención y creación propias. Estos programas son:

Kid Pix y Amazing Animation.

5.Evaluación y problemas presentados

Para evaluar los resultados del proyecto se ha utilizado principalmente un diario de clase y aquí mismo ha surgido el primer problema. Nadie que no haya trabajado en Educación Infantil se puede imaginar las cotas de actividad que se alcanzan en clase, máxime cuando esto se hace con unas pautas organizativas flexibles y abiertas. Si a esto añadimos la integración en clase de una nueva herramienta muy atractiva y novedosa como es el ordenador no van a faltar las veces que creamos ``volvernos locos". ¿Cómo podemos además investigar llevando registros de observación, diario de clase...? En este punto hemos encontrado muchas dificultades y lagunas, con el tiempo debemos encontrar soluciones que de momento ni siquiera vislumbramos.

Otro gran problema, ya apuntado, lo ha supuesto la integración de la nueva herramienta en el cui-riculum ordinario. Es sabido que gran mayoría de maestros y maestras, al menos de los que yo conozco, están abiertos en principio a innovaciones, el problema radica en que no se abandonan otras prácticas que en buena lógica serían sustituidas por las nuevas. Hemos integrado el ordenador en clase, queremos integrar todo lo que ello supone en el curriculum pero al mismo tiempo intentamos seguir haciendo todo lo que hacíamos antes. Evidentemente no se puede, no hay tiempo ni capacidad organizativa y a la vez es tina tontería duplicar y solapar trabajos. Se debe hacer un esfuerzo en este sentido o caeremos en el desánimo y rechazo frente a lo innovador.

La tercera dificultad la supone el hecho de intentar trabajar ocho clases con un solo equipo. Es plausible la aceptación e implicación de las compañeras pero el resultado no lo es tanto. Si pretendemos utilizar el ordenador como un recurso más de la clase es absolutamente necesario contar con él de forma habitual y diaria. En un primer momento sí puede tener sentido con el fin de implicar y presentar el proyecto al máximo número de alumnos y profesores, pero una vez tanteado y visto sólo cabe o aumentar el número de equipos o disminuir el de clases, ``poco aprieta el que mucho abarca".

La valoración general del proyecto es positiva y de amplias posibilidades dada nuestra intención de empezar a trabajar con Internet junto al resto de centros que forman parte del proyecto, pero no debemos olvidar que se trata de una herramienta más, y que del uso que le demos va a depender su éxito o fracaso, ella por sí misma no lo aporta todo, somos nosotros los que le daremos validez o se la quitaremos.

 

Experiencias del Proyecto Grimm: El ordenador en el aula

ICE / Universidad de Málaga