LA INFORMATICA EN LA ENSEÑANZA.-GUSTAVO ANDRÉS RODRÍGUEZ

Prof. Gustavo Andres Rodríguez

La información ocupa un lugar central en la sociedad de hoy. Esto fundamenta su presencia en la base de todos los conocimientos vinculados con el campo educativo.
Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación plantean necesariamente una oportunidad y una transformación en la organización institucional, en los roles docentes y en las modalidades de trabajo.
El uso de las actuales tecnologías de la información y la comunicación en la educación muestra día tras día distintas formas de realizar las tareas y plantea permanentemente diferentes modos de ver y pensar las cosas.
Su aplicación produce un cambio importante en la manera de escribir, almacenar y comunicar la información. Este cambio afecta de manera revolucionaria a la educación y hace pensar en el significado de las transformaciones culturales que produjo la aparición de la imprenta. Entonces se utilizó el papel como soporte de la información cambiando una serie de patrones culturales que afectaron las formas de trabajar, de leer, de vivir y de comunicar que aún subsisten. Aunque hoy pueda parecer un detalle sin importancia, uno de los factores de cambio más revolucionario que originó la imprenta es la posibilidad de que el libro fuera transportable, o sea que saliera de las bibliotecas y pudiera ser parte de la vida cotidiana de la gente. Por esto, el mayor impacto de la imprenta fue sobre la alfabetización: se rompió el carácter elitista de la cultura porque posibilitó que más gente tuviera acceso a ella. En ese tiempo, la tecnología de la imprenta impulsó al papel como medio de comunicación del conocimiento y como soporte principal de la información.
De la informática a la telemática
La tecnología de las computadoras está permitiendo pasar del lápiz y papel al teclado y la pantalla. De ser una sofisticada y veloz máquina de calcular pasó a ser una máquina para comunicarse. En esta comunicación mediatizada por la computadora hoy es posible no sólo transmitir textos sino también sonidos, voz e imágenes. Y para la educación esto adquiere particular relevancia, pues propone revalorizar las formas de ver y relacionar nuestro conocimiento de acuerdo con cómo concebimos estas tecnologías en el ámbito educativo.
Es indudable que la educación se fundamenta en procesos de comunicación, donde la información cumple un papel sustancial. La escuela tradicional cumplía perfectamente con la función de distribución de la información necesaria en tiempo y forma para que la gente que se formaba pudiera participar en la sociedad. En la actualidad, sin embargo, comparte esta función con muchos otros medios: la radio, el teléfono, la televisión, el video, los CD, etc.
Cultura tecnológica

En el sistema educativo la información es un elemento que se transforma y el conocimiento es el elemento principal que se produce. Con el uso de las actuales tecnologías de la información y la comunicación, se plantean ciertos interrogantes:
¿Cómo se modifica el rol del docente en la sociedad de la información?, ¿qué papel tendrán las instituciones educativas?, ¿cuál es el rol de estas tecnologías en las instituciones?, ¿qué impacto tendrán sobre las distintas modalidades?
Estas nuevas tecnologías, en primer lugar, están modificando la manera en que se produce el conocimiento. Por ello los docentes deben adquirir nuevas habilidades y destrezas que les permitan profesionalizarse en el uso de estos recursos propios de la sociedad de la información, porque éstas tecnologías juegan un papel fundamental en toda la transformación educativa. Pero lo más importante es que están también transformando el proceso de enseñanza - aprendizaje. Pensar informáticamente supone operaciones mentales distintas y por lo tanto una propuesta pedagógica específica. No se puede pensar que el poder de la tecnología por sí solo va a conseguir que los viejos procesos funcionen mejor. Su uso debe servir para que las organizaciones sean capaces de romper los viejos moldes y creen nuevas formas de trabajo y funcionamiento. El planteo debe ser cómo usar las tecnologías para hacer las cosas que todavía no podemos hacer y no sólo cómo poder usarlas para mejorar aquéllas que ya hacemos.
Nuevas habilidades docentes
Es necesario que los docentes (como todas las personas que ingresan al siglo XXI) conozcan y utilicen estas tecnologías, sus posibilidades pedagógicas, y las valoren como un recurso para mejorar y enriquecer el proceso de enseñanza y aprendizaje. Es necesario que desarrollen estrategias para integrarlas a su práctica docente, porque estos recursos son herramientas poderosas de apoyo, son materiales didácticos motivadores, sociabilizadores y potencian distintas habilidades (lingüísticas, comunicacionales, racionales y artísticas) que permiten tanto el intercambio entre profesores como entre alumnos.
Estos recursos además facilitan el acceso a la información y la participación en proyectos cooperativos y colaborativos. Son el soporte de procesos que transforman, modernizan y agilizan los ámbitos administrativo, informativo y comunicacional del sistema educativo.
Nuevos escenarios educativos
Las tecnologías de la información y la comunicación estarán cada vez más presentes en el trabajo de los educadores. Crearán nuevos lugares de formación y capacitación, que impactarán en los procesos de enseñanza-aprendizaje. A través de estos procesos se generarán "espacios simbólicos" o "aulas virtuales" que brindarán conocimientos y habilidades a amplios sectores de la población. Esta presencia de la informática y la telemática complementa los escenarios tradicionales (aulas, talleres, etc.), y da flexibilidad temporal a quienes no puedan asistir regularmente a clases.
Las instituciones educativas superiores ya empiezan a utilizar estos recursos para alcanzar a los estudiantes materiales de autoestudio, multimedia, asistencia de tutorías electrónicas a distancia, y en las aulas como recurso didáctico y herramienta para flexibilizar el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Se están creando nuevas instituciones educativas basadas en el campo electrónico o virtual, donde no sólo se ofrecen servicios de formación o capacitación sino también investigación y asistencia técnica. Estos nuevos canales abren una nueva ventana los conocimientos y destrezas del docente. Y debe usarlos y ayudar a que sus alumnos los utilicen como una herramienta al servicio de su propia formación.
Internet en la educación

La manifestación más concreta de que estamos viviendo en esta sociedad de la información está representada fundamentalmente por el fenómeno de Internet. Esta gran red de redes de alcance mundial (se calcula que enlaza a más de 90.000.000 de computadoras) no debe verse como una gran vidriera informativa. El docente puede contribuir para que esta visión que hoy se tiene sea reemplazada por la de una magnífica oportunidad global que haga posible la utopía de la democratización del conocimiento y la igualdad de oportunidades. Los docentes, alumnos y padres demandan información pero también aportan conocimiento. Así, la sociedad de la información se convertirá en la sociedad del conocimiento y el aprendizaje.
Una red para todos
En 1995, en el marco de la aplicación de la Ley Federal de Educación, se puso en marcha la Red Electrónica Federal de Formación Docente Continua, que interconecta a las 25 cabeceras de la Red (24 provinciales más una nacional) con los Institutos Superiores de Formación Docente del país y con decenas de miles de otras redes locales, nacionales e internacionales, de computadoras enlazadas digitalmente entre sí. Comparten información, recursos y servicios a través de Internet. La estructura física de esta red se desarrolla a partir de su centro de operaciones en el ministerio nacional, en Buenos Aires, donde se encuentran el equipamiento y los enlaces que permiten el desarrollo de variados servicios. De esta forma, la REFFDC es parte de Internet, y ello permite que los usuarios (funcionarios, especialistas, directivos, docentes y alumnos) de los Institutos Superiores de Formación Docente se comuniquen de varias formas.
La gestión educativa produce, consume y difunde una enorme cantidad de información. El creciente flujo de información entre las cabeceras de la Red Federal, las instituciones y la comunidad en general están afirmando un proceso de aprovechamiento de la rapidez, confiabilidad y reducción de los costos que supone la transmisión digital por la red.
La REFFDC tiene un Servidor de Correo Electrónico que satisface las necesidades de más de 1.000 instituciones. Es importante saber que todas aquellas que dispongan de una PC, un módem y una línea telefónica, pueden pedir un nodo de correo electrónico.
Universidades conectadas
A mediados de 1994 la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación impulsó la creación de una red informática, que posteriormente se deno-minó Red de Interconexión Universitaria (RIU), para posibilitar que las universidades públicas argentinas, bibliotecas y centros de investigación se conecten entre sí y con el mundo.
La incorporación de todas las universidades a la RIU se alcanzará mediante la implantación de un conjunto de enlaces interconectando cada una de las treinta y tres universidades nacionales, el Consejo Interuniversitario Nacional y la Secretaría de Políticas Universitarias.
La RIU se conectará con otras iniciativas de redes similares en Argentina y con el exterior, formando así parte de la Internet. Una vez que la RIU esté en funcionamiento, el costo de acceso a Internet por universidad será menor al que cada universidad tendría si buscase una conexión propia.
Olimpíadas en internet
El Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) convoca anualmente a las Olimpíadas Nacionales en Internet, declaradas de interés nacional por el Honorable Senado de la Nación. Esta convocatoria premia anualmente la creatividad de jóvenes estudiantes argentinos que, guiados por sus docentes, concursan con ideas originales para ser presentadas al mundo a través de Internet. De este modo promueve y facilita la expresión de grupos conformados por alumnos y docentes, que desde una actitud participativa y creadora, elaboran proyectos para ser difundidos por la World Wide Web.
La propuesta está dirigida a alumnos y docentes de estable-cimientos educativos de enseñanza media de todo el país. Los trabajos de los grupos ganadores son incorporados a un sitio especial del INET en Internet, dedicado a que las escuelas del país presenten su institución y sus proyectos en la red.
Los premios para los docentes, alumnos y establecimientos participantes son significativos, tanto desde el punto de v
No todo es www
Otro método de comunicación en la red es el Servidor Gopher, un sistema de menúes jerárquicos que permite buscar información en la REFFDC e Internet a través de conexiones transparentes al usuario.
Este servidor contiene información de interés general, documentos y normativas del MCyE, del Consejo Federal de Cultura y Educación, de la Ley Federal de Educación, Ley de Educación Superior, la Red Federal, los CBC, sobre Programas y Proyectos, Plan Social Educativo, noticias, comunicados y avisos públicos relacionados con la educación. También se puede acceder por esta vía a otros servicios gopher nacionales e internacionales.
Para conectarse con el Servidor Gopher debe utilizarse el servicio X25 de la Red Starnet con cobro revertido a cargo del Ministerio de Cultura y Educación desde las principales ciudades del país. Las instituciones interesadas en dicha conexión deberán consultar en la guía telefónica del área territorial correspondiente los números de acceso telefónico del nodo más cercano, y realizar la llamada desde su PC (con cualquier software de comunicaciones y un módem).
Aparecerá en pantalla la señal de conexión de Starnet. Se debe ingresar el número 41721045 y se recibirá el mensaje de bienvenida de la REFFDC; ante la solicitud de identificación se debe responder con la palabra "gopher".
Los usuarios de Internet que poseen acceso Full, pueden acceder a este servicio a través de la dirección: gopher://gopher.rffdc.edu.ar
Además está el servicio de IRC (Internet Relay Chat). Es un sistema que permite conversar a través del teclado entre dos o más usuarios, sobre un tema determinado. Permite múltiples charlas, llamadas "canales", carpetas o salones, cada una con una identificación y una breve descripción del tópico que se trata (cine, música, ecología, etc.), utilizando un determinado idioma.